Público
Público

El PNV ataja las dudas sobre su apoyo a la consulta de Ibarretxe

Azkarate y Urkullu escenifican su compromiso con la propuesta soberanista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuatro días de hipótesis y conjeturas fueron suficientes. El pasado sábado se despertaron los rumores. El silencio del presidente del PNV, Iñigo Urkullu, sobre la consulta de Ibarretxe durante su discurso a la Asamblea Nacional, hizo pensar que se desvinculaba de la iniciativa. Ayer, el desmentido llegó tanto desde el partido como desde el Gobierno vasco.

El propio Urkullu tomó las especulaciones por los cuernos y cerró filas con el lehendakari y su iniciativa. El presidente de los nacionalistas vascos no sólo negó que Ibarretxe se haya convertido en un problema, sino que lo calificó como 'un gran valor' para el partido.


Sobre la propuesta fue aún más claro. 'El lehendakari cuenta con el apoyo del PNV y no es un apoyo expresado en palabras, sino refrendado en el compromiso del PNV también para con todas cuantas iniciativas ha puesto encima de la mesa y ha pretendido desarrollar', explicó.

'Sin fisuras'

El respaldo del Gobierno vasco llegó por boca de su portavoz, Miren Azkarate. La hoja de ruta de lehendakari, se reafirmó, 'sigue contando con el apoyo sin fisuras de las tres formaciones del tripartito (PNV, EB y EA)'. Azkarate abrió, sin embargo, un margen para la negociación. La portavoz aseguró que el Gobierno vasco sabrá ser 'flexible' en caso de iniciarse el camino hacia el acuerdo con el Ejecutivo central respecto al plan del lehendakari. 'La apuesta es el acuerdo y la mano está tendida', concluyó.

También Josu Erkoreka, portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, negó que exista una ruptura entre el lehendakari y el presidente del partido, Iñigo Urkullu. El diputado hizo una defensa más tímida de la consulta que sus compañeros. Dio prioridad a un acuerdo entre los Ejecutivos vasco y central que establezca 'la normalización política en Euskadi'. La propuesta soberanista en este contexto, recalcó, no es 'más que un elemento instrumental'.

Lejos de la alternancia política

No todo giraba en torno a la consulta. Urkullu también tuvo tiempo ayer de defender la hegemonía de su partido en el País Vasco. 'Pese al revés de los resultados', y en referencia al PSE, el presidente jeltzale defendió que aún no ha llegado 'el tiempo de la alternancia política'. Urkullu aseguró que el 9-M se votaba en un ámbito electoral distinto: 'La sociedad vasca no ha votado a Patxi López, no ha votado al PSE, ha votado a Zapatero'.