Estás leyendo: En primera persona

Público
Público

En primera persona

"Es clave para no almacenar". Inmaculada Moreno, paciente

Inmaculada Moreno es "súper partidaria" de que los fármacos se vendan en unidosis. A la espera de que Sanidad determine en qué consistirá exactamente el envasado en unidosis y si se hará con todos los principios activos o sólo con un número determinado de ellos, Moreno defiende el sistema británico.

Madrileña, de 48 años, trabaja en una agencia de viajes en la capital. Antes, vivió durante cuatro años en Inglaterra. "Allí iba a la farmacia y me daban un botecito con las cantidades que el médico me había prescrito, con una pegatina con mi nombre y los detalles del fármaco", explica. "No les llevaba tanto tiempo prepararlo, unos 20 minutos, aunque alguna vez el farmacéutico te decía que volvieras por la tarde a recogerlo", recuerda. Para Moreno, este sistema "es clave para evitar que los fármacos se almacenen en casa sin haberlos utilizado".  

"Para nosotros es un jaleo". Carmen Fernández, farmacéutica 

Carmen Fernández lleva "cuarenta y tantos" años al frente de una farmacia en el centro de Madrid. Todavía recuerda cuando las aspirinas se vendían "de dos en dos". De eso hace ya más de 30 años. "La gente no podía comprar cajas enteras, entonces era muy caro", cuenta.

Según su experiencia, la venta de fármacos en unidosis "encarece el producto" y añade que "para la farmacia es un jaleo". De todos modos, cree que a ella le afectaría poco. "Mis clientes son, sobre todo, viejecitos, que toman tratamientos crónicos", asegura.

Fernández recuerda asimismo que los antibióticos ya llegan a la farmacia envasados según las tomas que requiere cada tratamiento. "Algunos vienen en cajas de tres. Depende de la posología", afirma. Ante todo, la farmacéutica se muestra cauta: "No estoy a favor ni en contra, habrá que ver cómo se hace todo esto". 

"Es una medida extraordinaria". José Luis Garavís, médico de Familia

Para el médico de Familia José Luís Garavís promover las unidosis es una "medida extraordinaria", porque "hay un despilfarro tremendo de medicamentos cuyo envasado no se adecúa a lo que necesita el paciente". Tras 27 años trabajando como médico de cabecera, denuncia que en "muchos tratamientos, sobre todo para enfermedades agudas, los envases vienen con dosis o bien cortas o que sobrepasan el tratamiento en bastantes unidades".

Por ello, Garavís aplaude la decisión del Gobierno. "Han tardado demasiado en ponerla en marcha", asegura. "No se han inventado nada, las unidosis ya existían en otros países", recuerda. Garavís es vicepresidente de la Sociedad Española de Médicos Generalistas (Semergen) y, aunque ha trabajado durante años en Salamanca, ahora ejerce como médico rural en esta provincia. 

Más noticias de Política y Sociedad