Público
Público

El rey y el príncipe se rebajan su nómina de 2012 un 7,1%

El monarca se acoge al decreto ley publicado el sábado y pasa a cobrar en 2012 un total de 271.841,14 euros. El ahorro en retribuciones de la Corona será de unos 100.000 euros, que se reembolsarán al Tesoro. Se suman los 170.000 euros

De no haber aprobado la semana pasada el Ejecutivo de Mariano Rajoy un recorte histórico, el mayor de toda la democracia, esta mañana no habría habido tanta noticia en la Zarzuela. 

Y no la habría habido porque la Casa del Rey, en un encuentro con periodistas, habría ratificado que el monarca iba a cobrar este 2012 lo mismo que en 2011. O sea, 292.752 euros brutos.

Esa era la previsión. Pero el tijeretazo anunciado por el presidente el pasado miércoles y hecho carne en el BOE el pasado sábado cambió las cosas. Y mucho. 

Empecemos por el principio: el ajustazo de Rajoy se lleva por delante la paga extra de Navidad de los funcionarios. Sin embargo, el presidente y sus ministros cobran doce nóminas y no tienen extra en diciembre, así que la solución que se halló para restarles salario y que plasmó el BOE fue detraerles una catorceava parte de su retribución. Pues eso mismo ha hecho el rey. No es ningún conejo sacado de la chistera, ninguna solución imaginativa: desde 1988, las subidas y bajadas de su estipendio dependen de las subidas y bajadas que se apliquen a sí mismos los miembros del Ejecutivo.

Siguiendo esa tradición, el monarca ha decidido voluntariamente quitarse una catorceava parte de su sueldo –en torno a un 7,1% menos–. Es una cantidad semejante a la que se detraerán Rajoy y su Gabinete y asimilable proporcionalmente a la paga extra de Navidad que pierden los funcionarios, según la explicación ofrecida esta mañana por fuentes oficiales de la Zarzuela. 

También bajan un 7,1% los gastos de representación de la reina, la princesa y las infantas

Hagamos las cuentas: en 2011, la primera vez en que Juan Carlos descubría su remuneración tras 32 años de absoluto apagón informativo, el soberano cobró 292.752 euros brutos en 12 mensualidades, entre dotación y gastos de representación. En 2012, iba a haber ingresado lo mismo, porque la Ley de Presupuestos consignaba que se congelaban las retribuciones de los altos cargos. La cosa cambió el sábado. Con la minoración de ese 7,1% (o, más preciso, de una catorceava parte), percibirá un total de 271.841,14 euros. O sea, 20.910,86 euros menos. Las cifras las dio a conocer esta mañana la Zarzuela en el citado briefing con periodistas y ya están colgadas en su web.

En diciembre, caído parcialmente el velo de la opacidad, también se conoció que el jefe del Estado había estipulado hacía "unos diez años" que su hijo cobrase justo la mitad que él. En 2011, Felipe ingresó, sumando dotación y gastos de representación, 146.376 euros. Este año, con la rebaja del 7,1%, recibirá 135.920,57 euros brutos, de modo que perderá 10.455,43 euros. 

Hacienda aplicará a ambos, padre e hijo, la correspondiente retención de IRPF. Antes del último recorte, y dado que el Gobierno de Rajoy subió el impuesto de la renta, Juan Carlos iba a sufrir una merma del 45%, y a Felipe se le retendría "entre un 38% y 39%", según estimaban fuentes de la Zarzuela. 

El monarca reservaba, y reserva, una cantidad discrecional para su mujer, la princesa de Asturias y sus dos hijas, a repartir según sus actividades oficiales. No es, stricto sensu, un salario, sino que les asigna una cuantía en concepto de gastos de representación, que ninguna de ellas debe justificar. El año pasado, Juan Carlos bloqueó 375.000 euros. Para 2012, la previsión era de 315.000 euros (60.000 menos). Pero ahora, tras el mordisco publicado el sábado, ese monto menguará un 7,1%. En total, Sofía, Letizia, Elena y Cristina recibirán 292.635 euros. La Zarzuela no facilitó hoy, como tampoco hizo en diciembre, cómo se distribuye esa cantidad entre las cuatro, alegando que llega al mismo nivel de desagregación, de detalle, con que se hacen públicas las cuentas en la Administración central. En su día, la Jefatura del Estado sí aseguró que en ningún caso se había dado emolumento alguno a los dos yernos del rey, Jaime de Marichalar –divorciado de Elena en 2010– y el ya imputado Iñaki Urdangarin, del que la institución habla nada y menos

El monarca perderá respecto a 2011 unos 21.000 euros y su hijo, unos 10.500

El jefe de la Casa, Rafael Spottorno, goza de una categoría asimilable a la de un ministro y no tiene, por tanto, paga de Navidad, de forma que perderá un 7,1% de su sueldo. Por debajo de él quedan otras 17 personas cuyo salario sale de la asignación anual que recibe la Corona. Esos 17 son funcionarios o personal laboral, y sí tienen paga de diciembre, y como el resto de empleados públicos, no la ingresarán. 

En total, según calcula la institución, el ahorro en retribuciones de la Casa del Rey para 2012, una vez aplicado el nuevo recorte de Rajoy, será de entre 90.000 y 100.000 euros, que se reintegrarán al Tesoro Público. 

Ese recorte de cerca de 100.000 euros se suma al pequeño mordisco de 170.000 euros (un 2,0156% menos que el año anterior) que incluyó el Gobierno en la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2012. Pequeño porque el hachazo a los ministerios se acercaba al 17%. De esta forma, se pasa de la asignación de 8.434.280 euros de 2011 para el sostenimiento de la Casa del Rey a los 8.264.280 euros iniciales para este ejercicio y de ahí, tras los ajustes últimos, a los aproximadamente 8,16 millones.

Las mismas lagunas que existían sobre las cuentas de la Casa siguen vivas

Esta mañana, la Zarzuela subrayaba con denuedo que la asignación anual a la Corona se ha incrementado en la última década (2002-2012) en un 18,40%, cuando en el mismo periodo el IPC engordó un 30,03% y los Presupuestos del Estado –gastos no financieros–, un 33,54%. Insistía en que, en consecuencia, había que situar la mengua del 2,02% de este año "en relación" con la cantidad derivada a la institución. 

Los datos ofrecidos hoy por la Casa del Rey son una actualización de los difundidos en diciembre pasado. Todavía siguen en la penumbra aspectos significativos. No se conoce aún qué partidas reservan varios ministerios para la Corona: cuánto paga Interior por el equipo de escoltas, cuánto abona Defensa por la Guardia Real, cuánto gasta Economía en los vehículos oficiales que dependen del Parque Móvil del Estado o cuánto destina Patrimonio Nacional –que cuelga de Presidencia– al mantenimiento de los palacios de la Zarzuela (Madrid) o de Marivent (Palma). La institución se remite a lo que cuente el Gobierno y el Ejecutivo (el actual, del PP, como el anterior, del PSOE) no facilita números. Tampoco ha trascendido la fortuna personal que ha podido amasar el rey o cómo reparte el monarca la cuantía para gastos de representación de su esposa e hijas y la princesa Letizia. Las mismas incógnitas que subyacían hace unos meses continúan vivas a día de hoy. Y no parece que vayan a despejarse pronto. 

-La Zarzuela no aclara si Urdangarin veraneará en Palma de Mallorca


-Los gastos de personal se comen la mayor parte del presupuesto de la Jefatura del Estado. En 2011, absorbieron el 47,89% de los 8,43 millones. En 2012, suponen el 48,40% (cuatro millones de euros exactos). Se desglosa en las retribuciones de los 11 altos cargos de la institución –el jefe de la Casa, Rafael Spottorno; el secretario general, Alfonso Sanz; el jefe del Cuarto Militar, general Antonio de la Corte; los siete directores de unidad y el interventor–, dos antiguos funcionarios y cinco personas sujetas a un contrato laboral. En total, 18 nóminas que, tras acogerse al real decreto del Gobierno, se verán recortadas. En el capítulo de personal se incluyen los incentivos destinados a premiar el rendimiento de los altos cargos (a excepción de Spottorno), de los dos antiguos funcionarios y de la plantilla que pagan otros organismos del Estado (Patrimonio Nacional, Defensa, Interior y Economía) pero que trabaja en el palacio de la Zarzuela. Esta partida de pluses representa 2.733.898 euros. Asimismo, la Jefatura del Estado paga la Seguridad Social de sus empleados y asume otros gastos sociales (comedor, formación y subvención al transporte). 

-Las nóminas de la familia real pesan un 9,13% del total de los 8,26 millones iniciales de 2012 (eran un 9,65% el año pasado). Comprende la dotación del rey, del príncipe y la cantidad conjunta para la reina, la princesa y las infantas. Esta partida se contrae: el monarca ganará 20.910,86 euros menos; Felipe, 10.455,43 euros menos, y las cuatro mujeres, 22.635 euros menos. Dicho de otro modo, las retribuciones de la familia, según las primeras cuentas, se llevaban 754.128 euros. Con el ahorro de 54.001,29 euros, se queda en 700.126,71 euros. 

-Los gastos corrientes en bienes y servicios suponen el 40,72% del presupuesto asignado, 3.365.000 euros. El ejercicio pasado el coste era menor, un 38,83%. El incremento se debe a la inversión que la Casa Real está haciendo para lanzar su nueva página web, que se espera esté lista para el otoño. Esta rúbrica recoge varios conceptos: arrendamientos de equipos y pago de cánones de licencias (113.000 euros); reparaciones y conservación de pequeña maquinaria y utillaje (32.000 euros); material de oficina, telefonía fija y móvil, fotografías y suscripción a agencias de noticias o asesorías (1.813.000 euros); indemnizaciones o dietas de transporte y manutención (que pasan de 300.000 a 279.000 euros) y, finalmente, atenciones protocolarias y representativas, que se encogen desde los 1,2 millones de 2011 a los 1.128.000.

-El fondo de contingencia, con el que se atienden gastos no previstos, se contrae desde el 2,44% del año pasado al 0,85% de 2012. O lo que es lo mismo, de los 206.152 a los 70.152 euros. 

-Las inversiones reales (compra de equipos de oficina o licencias de software) decrecen asimismo: de 100.000 a 75.000 euros. De pesar el 1,19% a suponer apenas el 0,91%. 

Ver información relacionada de diciembre de 2011: El 'planeta Zarzuela', casi al descubierto

-Detalles en la web de la Casa del Rey: http://www.casareal.es/laCasa/presupuesto-ides-idweb.html