Público
Público

El sur de Europa le enseña los dientes a la austeridad

España y Portugal fueron los únicos que convocaron huelga general. Tanto en estos dos países como en Italia se han registrado duros choques entre manifestantes y policía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Numerosas manifestaciones y un seguimiento irregular de las acciones de protesta en varios países de Europa caracterizaron este miércoles la jornada en contra de los ajustes y de las políticas de austeridad convocada por la Confederación Europea de Sindicatos (CES). España y Portugal fueron los únicos que convocaron huelga general, mientras que el resto de países europeos se decantaron por la celebración de paros parciales, conferencias informativas sobre la situación de crisis económica y manifestaciones. Tanto en estos dos países como en Italia se registraron fuertes choques entre manifestantes y policías.

En España, la jornada transcurrió con disparidad de opiniones sobre su seguimiento, ya que si bien el Gobierno mantuvo que existió una situación de normalidad y una incidencia limitada, los sindicatos hicieron hincapié en que fue un éxito y tuvo un respaldo masivo. Según fuentes oficiales españolas, a lo largo del día se produjeron diversos incidentes, con 110 detenidos y más de 40 heridos, al menos 18 de ellos policías.

En Portugal, se sintió sobre todo en el transporte y las grandes ciudades. En el mitin sindical que cerró la manifestación final de la jornada en Lisboa, Armenio Carlos, el secretario general del sindicato mayoritario, la comunista CGTP, se mostró muy satisfecho de su desarrollo.

La marcha de varios miles de personas que cerró la huelga a las puertas del Parlamento luso acabó, además, con choques de una violencia inusitada en Portugal, en los que se registraron siete heridos y 48 detenidos, algo nunca visto en las muchas huelgas y protestas que ha vivido el país en los últimos dos años.

El primer ministro luso, el conservador Pedro Passos Coelho, recibió, con la protesta, el tercer aviso sindical de descontento en los 16 meses que lleva en el poder, en los que ha aplicado las medidas de ajuste y reformas laborales más impopulares de la democracia lusa.

En Grecia, las principales confederaciones sindicales del país, GSEE y ADEDY, así como el sindicato de trabajadores municipales (POE-OTA), han convocado una huelga de tres horas contra las políticas de austeridad, como continuación a la huelga general de 48 horas de la semana pasada, en la que la participación ha sido superior al 50 %, según una de las centrales convocantes.

En Atenas, miles de personas participaron en una marcha contra las políticas de austeridad en la que se han enarbolado banderas de los países más afectados por las políticas de recortes: Grecia, España, Portugal, Italia e Irlanda. 'Esta Europa no es de los pueblos, sino del capital y de los patrones', coreaba un grupo de manifestantes, mientras que otros enarbolaban banderas de los países más afectados por las políticas de recortes: Grecia, España, Portugal, Italia e Irlanda.

'Llevo 25 años en Grecia y he visto cómo la situación empeoraba. No hay trabajo, al igual que en España, y se han reducido los servicios sociales. Es necesario que mostremos solidaridad con los países que más sufren', declaró un profesor de francés. 'Es un signo esperanzador que los países europeos vayamos a la huelga a la vez y que los ciudadanos se den cuenta de que esto no es sólo un problema griego o de un país en concreto, sino que nos concierne a todos los europeos', afirmó Dímitra, una estudiante griega que portaba una bandera española.

En la capital de Bélgica, Bruselas, sede de las instituciones de la UE, miles de personas se manifestaron frente a la sede de la Comisión Europea. La protesta, convocada por la CES y los sindicatos belgas bajo el lema 'Por el trabajo y la solidaridad en Europa. No a la austeridad', arrancó con una marcha frente a las representaciones ante la UE de Chipre, Irlanda, Portugal, España, Grecia y Alemania, y culminó con una concentración en pleno centro del barrio europeo. En el país, las protestas se hicieron notar con fuerza en algunos sectores, especialmente el del ferrocarril, donde la huelga parcial convocada por los sindicatos dejó sin servicio el sur del país y provocó fuertes perturbaciones en el resto de regiones.

Decenas de miles de trabajadores salieron a las calles en Italia en las más de cien manifestaciones que fueron convocadas este miércoles por el sindicato mayoritario, la Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL). A la convocatoria se sumaron también los estudiantes en varias manifestaciones contra los recortes en la educación, y en algunas ciudades, como Roma, Milán y Turín, se vivieron fuertes enfrentamientos con la policía que causaron varios heridos leves entre las fuerzas del orden.

En la capital de Francia varios miles de personas se dieron cita en la plaza de Montparnasse para dirigirse a la École Militaire, cerca de la Torre Eiffel, en la más relevante de las manifestaciones. Allí se concentraron los líderes de las mayores organizaciones sindicales, en una jornada en la que se convocaron en el país cerca de 200 protestas.

En Alemania, cerca de dos centenares de personas se sumaron este miércoles al acto de solidaridad convocado por la Confederación Alemana de Sindicatos (DGB) en la emblemática Puerta de Brandeburgo en Berlín. Miembros de la DGB, pero también de formaciones políticas de la oposición socialdemócrata, verde y de la izquierda se sumaron a la protesta con una enorme pancarta en la que se rechazaban los recortes sociales en Europa.

En el Reino Unido, decenas de trabajadores de la compañía Crossrail, dedicada a operar trenes, se manifestaron este miércoles cerca de la estación del metro londinense de Tottenham Court Road para expresar su solidaridad con los sindicatos europeos. También se registraron protestas similares en Manchester, Sheffield, Newcastle o Liverpool. En la República de Irlanda, medio centenar de personas se concentraron ante el Banco Central Irlandés, en el centro de Dublín, para mostrar su solidaridad en esta jornada.

Por su parte, representantes de sindicatos polacos se concentraron este miércoles a las puertas del Ministerio de Trabajo en Varsovia para exigir más empleo y menos recortes, en parecidos términos a otras concentraciones en ciudades como Gdansk, Poznan, Wroclaw y Katowice.

Más noticias en Política y Sociedad