Público
Público

Viceministros y un nuevo portavoz

Zapatero estudia varios cambios en la estructura del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ya presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció un cambio de la estructura del Ejecutivo y ahora deberá perfilar la idea para después de su investidura como jefe del Ejecutivo a finales del mes de abril.

Esos cambios, según fuentes de La Moncloa y del PSOE, podrían afectar a la división del Gobierno en áreas, con la posibilidad de crear la figura de los viceministros, así como nombrar otra vez un ministro portavoz del Gobierno que le dé mayor impulso político.

Se atribuye a Zapatero la frase 'no tengo quien me defienda' en un momento de máxima tensión política de esta legislatura. Se refería al hecho de que no hubiera desde el Gobierno una voz que respondiera con nombre y apellidos a la oposición, más allá de la que mantiene la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, en las ruedas posteriores a los Consejos de Ministros de los viernes y a la labor en la sombra de los secretarios de Estado de Comunicación.

Quinielas con nombres

En esa situación, era el propio presidente el que se veía obligado a dar réplica a la oposición en el día a día. Incluso, en las quinielas del entorno de La Moncloa se ha mencionado el nombre del actual ministro de Defensa, José Antonio Alonso, para el caso de que hubiera un ministro portavoz.

Alonso tiene la ventaja de ser amigo personal de Zapatero, tiene buena imagen y ha colaborado desde la sombra en el diseño de algunas propuestas de futuro del líder socialista. Por ejemplo, las referidas a la reforma de la Justicia y sobre el Consejo General del Poder Judicial que centraran gran parte de la labor del nuevo Gobierno en la próxima legislatura.

En alguna de esas quinielas se ha incluido también el nombre de Carme Chacón, reforzada en el Gobierno y en el partido con unos resultados espectaculares en Catalunya.

Esta posibilidad, que no es por el momento más que una hipótesis, tendría un cierto paralelismo con lo que hizo José María Aznar en su segunda legislatura, cuando optó por crear un Ministerio del Portavoz que diera más potencia política al Gobierno. También Felipe González ensayó en su momento varias posibilidades en la portavocía del Gobierno.

El pasado jueves en Barcelona, Zapatero escuchó a Felipe González decir en un mitin que en la última legislatura el Gobierno había hecho muchas cosas, pero no se habían sabido explicar.

En las hipótesis que manejan en el entorno del presidente se incluye el reforzamiento del papel de los dos vicepresidentes, Fernández de la Vega y Pedro Solbes, cuya permanencia en el Gobierno ha reiterado Zapatero en varias ocasiones.

El líder socialista ha descartado también la posibilidad de crear más vicepresidencias.

Coordinación y negociación

La vicepresidenta primera mantendría la labor fundamental de coordinación e incrementaría su papel de negociación con los demás grupos parlamentarios y de dirección de otro área fundamental: las relaciones exteriores.

En la pasada legislatura, la vicepresidenta realizó varias giras por América, África y Asia, aprovechando los periodos en los que no se celebraban Consejos de Ministros.

Solbes, a su vez, consiguió en noviembre el compromiso de Zapatero para aumentar su labor de coordinación de los ministerios económicos, especialmente, en la dirección de la Comisión de Asuntos Económicos.

Para mejorar la coordinación, colaboradores de Zapatero han barajado diversas posibilidades que suponen básicamente un planteamiento más transversal de los distintos ministerios.

El pasado 24 de febrero, José Luis Rodríguez Zapatero aseguró a Público que planeaba cambios en la estructura de su futuro Gobierno para 'afrontar grandes áreas temáticas de manera más eficaz, especialmente en todo lo que tiene que ver con la empresa, la innovación y el desarrollo, con la relación con las Comunidades Autónomas y con la política migratoria'.

Propuesta electoral

Fuentes del PSOE relacionan esta idea con algunas de las propuestas que manejaron durante la campaña en el equipo encargado de elaborar el programa electoral. En concreto, se pensó en la posibilidad de proponer la creación de los viceministros.

Este nuevo cargo tendría competencias transversales sobre grandes aéreas del Gobierno. Es decir, no existirían viceministros en todos los departamentos, sino en áreas muy concretas y dedicadas a la coordinación de los distintos asuntos comunes a varios departamentos.

Se hicieron muchos estudios y propuestas que llegaron a Zapatero pero, finalmente, no se incluyó en el programa electoral.

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, ha elevado al presidente varias propuestas de reforma de la estructura del Gobierno durante la legislatura. Se ha llegado siempre a la conclusión de que es preferible que los cambios se hagan todos en el inicio del mandato.

Esas propuestas buscaban agilizar el funcionamiento de la estructura del Ejecutivo y de los distintos ministerios. Por ejemplo, eliminar las rigideces de comisiones como la de subsecretarios, para buscar una estructura más funcional y ágil.

Fuentes del PSOE añaden que, en esta ocasión, no es previsible que Zapatero aplique criterios territoriales al formar su Gobierno.

En 2004 aceptó la propuesta de Manuel Chaves e incorporó en el Gobierno a Magdalena Álvarez y Carmen Calvo y la de Juan Carlos Rodríguez Ibarra para María Antonia Trujillo.