Público
Público

Viernes Negro Trabajadores de la radio y televisión gallega, en lucha contra la manipulación de Feijóo

La eliminación de los informativos locales, la supresión de las delegaciones, e incluso, el acabar con un programa que cumplía casi 30 años en la radio autonómica ha provocado que la plantilla de CRTVG se rebele contra la "centralización de las decisiones" que tiene como fin "ejercer un mayor control de los contenidos".

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 16

Alberto Nuñez Feijóo, presidente de la Xunta. / EFE

El luto no deja de invadir los medios de comunicación públicos en España. Tras la visibilización que han logrado dar a las denuncias de manipulación informativa las periodistas de TVE con los Viernes Negros –que han celebrado ya su octava semana–,  en esta ocasión, es la plantilla de la radiotelevisión gallega, la CRTVG, la que pone contra las cuerdas la gestión que la Xunta, bajo mandato de Alberto Nuñez Feijóo.

Este viernes 15 de junio ha tenido lugar el cuarto Venres Negro consecutivo, cumpliéndose un mes del inicio de las protestas, en el que el personal de TVG se ataviaban de luto y lo hacían público a través del hashtag #venresnegrotvg. "Nada cambia" y "estamos hartas", reivindicaban en un comunicado publicado por el sindicato CUT, poniendo el acento en que quieren desempeñar su oficio "en libertad y con vocación de servicio público". "Ellos fallan desde la alta dirección, pero nosotros, si queremos, tenemos en nuestras manos el poder de cambiarlo", añadían.

Los motivos para la indignación son múltiples. Por supuesto, el ofrecer apoyo a la movilización de las periodistas de TVE, aunque también visibilizar la manipulación que están sufriendo en carnes propias y exigir la creación de un Consello de Informativos para el medio autonómico.

Pero además, una de las principales causas es la reestructuración de la nueva programación con vistas a septiembre que está prevista en la radio gallega, y que supone la supresión del formato que hasta ahora había tenido el programa cultural y de análisis Diario Cultural, uno de los más emblemáticos de la emisora, nacido hace ya 28 años. Así, sus contenidos se diluirán en otros programas y carecería de un horario fijo de emisión, en total detrimento de su independencia.

Para más inri, a esto se suma el proyecto de suprimir delegaciones locales en A Coruña, Vigo, Ourense y Lugo, generando una desconexión de las localidades a solo un año de las próximas elecciones municipales.

Y, a pesar de que estas modificaciones ya fueron anunciados hace más de un mes, la tensión estos días se intensifica. Según denuncia la Confederación Intersindical Galega (CIG), la dirección de la Radio Galega no va a esperar hasta el mes de septiembre para empezar a implementar los cambios. Ya durante el verano comenzarán a suprimirse los programas de informativos locales del mediodía y el matinal, por lo que, como señala la CIG, a partir de entonces, el papel de las delegaciones se limitará a "hablar del tiempo y del tráfico". La Confederación Sindical explica que el único informativo que se llevará a cabo será un "cajón desastre" donde "cada delegación tendrá que resumir en tres minutos la actualidad de sus comarcas". La consecuencia, aseguran, es la "centralización de las decisiones para ejercer un mayor control de los contenidos y dejar la actualidad en un segundo plano".

Ante esta situación, la plantilla de la CRTVG asegura que continuará concentrándose, martes y jueves, frente al edificio del ente. Todo por una información independiente, veraz y fiel al servicio público. "Igual pensaron que se acabó la historia", comenzaba el comunicado de el sindicato CUT. Se equivocan: estos trabajadores y trabajadoras siguen en lucha.

Más noticias en Política y Sociedad