Público
Público

Al menos cinco muertos por un tornado en Oklahoma

El huracán ha dejado una veintena de heridos. El tornado que azotó la zona hace unos días mató a 24 personas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varios tornados azotaron hoy el estado de Oklahoma dejando al menos cinco fallecidos y una veintena de heridos en una zona que apenas hace 10 días fue devastada por una tormenta similar de 4 kilómetros de diámetro, según han informado medios locales.

En el área de Oklahoma City 50.000 usuarios se quedaron sin suministro eléctrico en las inmediaciones de la ciudad, donde hace dos semanas 24 personas fallecieron a consecuencia de una tormenta similar. Además de la alerta emitida para Oklahoma City, también se han elevado estados de emergencia para las ciudades de Tulsa y San Luis, también en el estado de Oklahoma.

Las autoridades hallaron los cuerpos de una mujer y su bebé cerca de un coche que había sido golpeado por la tormenta en una de las carreteras cercanas a la ciudad.

Otras dos personas fueron halladas muertas dentro de un coche en Union City y otra más en la localidad de El Reno, informó la cadena local KWTV.

El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos emitió una emergencia de tornado para el área metropolitana Oklahoma City, así como para la localidad de Moore, situada a las afueras y donde mayor impacto tuvo el tornado que tuvo lugar a mediados del mes de mayo. Las autoridades cerraron el aeropuerto local, que más tarde se quedó también sin luz, y elevaron una alerta de emergencia para la ciudad.

La página web del aeropuerto explicó que los pasajeros habían sido trasladados a los túneles subterráneos y que se han cancelado tanto los vuelos de llegada como de salida.

La Patrulla de Carreteras también solicitó la evacuación de la Interestatal 35 y la Interestatal 40, donde ya se ha informado de varios motoristas heridos y algunos desaparecidos.

El 20 de mayo, el paso de un tornado por Oklahoma acabó con la vida de 24 personas y arrasó una gran cantidad de viviendas. Hasta 1.200 casas quedaron arrasadas en los 27 kilómetros en los que el tornado fue más intenso, para cuyos habitantes el presidente, Barack Obama, ha prometido ayuda federal. Las autoridades locales han estimado las pérdidas provocadas por el tornado entre 1.500 y 2.000 millones de dólares y calculan que haya unos 36.000 ciudadanos afectados y 1.200 casas completamente destruida.