Público
Público

Ataque terrorista Al menos cuatro muertos y 22 heridos en una serie de ataques terroristas en el centro de Viena

El Gobierno austriaco ha decretado tres días de luto nacional y la Policía ha confirmado que uno de los atacantes fue abatido y un agente se encuentra herido grave."El segundo agresor sigue a la fuga", afirma el ministro de Interior Karl Nehammer.

La policía bloquea una calle cerca de la plaza Schwedenplatz después de un tiroteo en Viena.
La policía bloquea una calle cerca de la plaza Schwedenplatz después de un tiroteo en Viena. — Leonhard Foeger / REUTERS

público / agencias

Al menos cuatro personas han muerto y 22 han resultado heridas en una cadena de atentados con armas de fuego cometidos la noche de este lunes en seis puntos del centro de Viena, según ha confirmado la Policía austriaca. Al menos un terrorista simpatizante del Estado Islámico participó en los ataques, según ha informado el ministro de Interior de Austria, Karl Nehammer, en rueda de prensa.

El atacante fue abatido en un tiroteo con los agentes de la Policía, que en las últimas horas han logrado identificarlo y entrar por la fuerza en su vivienda en Viena. "El segundo agresor sigue a la fuga", añadió el ministro, que ha subrayado que las fuerzas de seguridad permanecerán en alerta hasta que los investigadores alcancen una conclusión definitiva sobre si el terrorista abatido actuó solo o no.

El Gobierno austríaco ha notificado que se trata de una serie de atentados terroristas perpetrados en el centro de la ciudad. La Policía continúa su investigación y la búsqueda del supuesto "terrorista fugado", partiendo de la base de que fueron dos hombres los implicados aunque sin descartar que pudieron haber participado más personas en el crimen.

El atentado, el primero que sufre Viena en 35 años, comenzó con un tiroteo sobre las 20.00 horas (19.00 GMT) en la céntrica área de Seitenstettengassede donde se ubica la principal sinagoga de Viena, que en un primer momento se pensó que era el objetivo del ataque pero estaba cerrada. Desde ahí, el agresor se desplazó por el centro de la ciudad, disparando indiscriminadamente a quienes ocupaban las terrazas de los locales. 

La policía austríaca y los trabajadores limpian la escena del crimen después de múltiples tiroteos en el primer distrito de Viena, Austria.
La policía austríaca y los trabajadores limpian la escena del crimen después de múltiples tiroteos en el primer distrito de Viena, Austria. FLORIAN WIESER / EFE/EPA

Las imágenes difundidas a través de las redes muestran a un individuo vestido con un mono blanco, un gorro y armado con un fusil y un chaleco explosivo que resultó ser falso, por lo que de momento se desconoce si era la misma persona que se desplazó a diferentes puntos del centro o, por el contrario, los disparos fueron perpetrados por varios terroristas con la misma vestimenta.

Esa calle forma parte de una de las zonas de ocio nocturno más populares de Viena, y muchas personas aprovechaban allí las últimas horas abiertas de los bares antes de que a partir de esta noche entrase en vigor un toque de queda y un cierre por un mes. "Anoche vivimos un ataque perpetrado por al menos un terrorista islamista", comunicó Nehammer en una rueda de prensa a primera hora de la mañana del martes.

El ministro del Interior no ha confirmado que el agresor abatido pertenezca al Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés). No obstante, declaró, "hay indicios claros de que es una persona radicalizada que se siente cercana al ISIS".

Fuentes del Ministerio del Interior han confirmado a la agencia de noticias austriaca APA que se han realizado varios registros domiciliarios relacionados con "el autor" del ataque y que varias personas han sido detenidas.

Condenado previamente por terrorismo en Austria

En su segunda comparecencia ante los medios, desde el Ministerio del Interior se ha informado de que el sospechoso ha sido identificado como Kujtim F., un joven de 20 años de nacionalidad austriaca y originario de Macedonia del Norte.

El atacante fue condenado a finales de abril de 2019 por pertenencia a una organización terrorista tras haber sido detenido por tratar de viajar a Siria para unirse a Estado Islámico y fue puesto en libertad condicional a principios de diciembre de ese año, según informa el diario Kronen. De acuerdo con este periódico, Kujtim F. había jurado lealtad al nuevo líder de Estado Islámico poco antes de cometer el atentado.

El Ministerio del Interior de Macedonia del Norte ha confirmado que Austria ha solicitado información sobre el terrorista abatido, según informa la cadena de televisión local A1. "La Policía austriaca ha solicitado a través de Europol cooperación e información relevante para este caso y el sector de la cooperación policial internacional está respondiendo", ha señalado el departamento gubernamental macedonio.

"Nunca permitiremos que este odio gane terreno"

En un discurso televisado, el canciller de Austria, Sebastian Kurz, ha condenado el atentado y ha hecho un llamamiento a la unidad de los austriacos frente al odio. "Nunca permitiremos que este odio gane terreno", ha dicho. "Tenemos que ser conscientes de que esto no es un conflicto entre cristianos o musulmanes ni entre austriacos y migrantes", ha señalado.

Kurz ha hecho hincapié en que el "enemigo" es el "terrorismo islamista", que "no solo quiere causar muerte y dolor sino que quiere dividir" la sociedad austriaca. El canciller ha prometido que Austria seguirá defendiendo la democracia, los derechos fundamentales y su estilo de vida liberal.

El atentado en Viena tuvo lugar el lunes por la noche y se desarrolló en hasta seis puntos distintos del centro de la ciudad, dejando un primer balance de tres muertos y más una decena de heridos, seis de ellos de carácter grave. Este martes, las autoridades han confirmado la muerte de una mujer que estaba herida grave, con lo que el balance se ha elevado a cuatro víctimas mortales.

El portavoz de la Secretaría de Salud de Viena, Christoph Mierau, ha informado de que la situación del agente de Policía herido en el ataque, de 28 años, sigue siendo "crítica" aunque permanece "estable", tras recibir varios disparos mientras realizaba labores de vigilancia de una sinagoga de la capital.

Desde el Gobierno y la Policía austriaca se ha pedido a los ciudadanos que no difundan imágenes y fotografía de lo ocurrido, para no "confundir" ni "desinformar" a la población y se ha insistido también en que permanezcan en sus hogares para así facilitar la labor de las autoridades. El centro de la ciudad ha sido declarado 'zona roja' y ha sido sitiado por un millar de agentes de la Policía y el Ejército, ha informado el diario austriaco Der Standard.

Así las cosas, el Gobierno austriaco ha decretado tres días de luto nacional, durante los que las banderas ondearán a media asta, y se ha convocado un minuto de silencio para este mediodía. En los colegios, está previsto que el minuto de silencio se guarde el miércoles en el arranque de la jornada lectiva.

En su comunicado, el Ejecutivo de Sebastian Kurz ha tachado el atentado de "ataque a la libertad y la democracia" y ha prometido que hará todo lo posible para esclarecer lo sucedido. Asimismo, ha dejado claro que seguirá trabajando "junto con nuestros socios y amigos internacionales para luchar contra el terrorismo y el extremismo".

Macron se solidariza con Austria tras los atentados en Niza

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha lanzado este lunes un mensaje de solidaridad con el pueblo austríaco tras los ataques registrados en el centro de Viena y reiteró su voluntad de no ceder ante el terrorismo.

"Después de Francia, atacan a un país amigo. Es nuestra Europa. Nuestros enemigos deben saber a quién se enfrentan. No cederemos en nada", escribió Macron en Twitter.

El jefe del Estado francés indicó que los franceses compartían con los austríacos la impresión y la tristeza por este nuevo ataque en el corazón de Viena.

Francia ha sido víctima de varios atentados e intentos de atentados de radicales desde finales de septiembre, entre ellos el asesinato de tres personas junto a una iglesia en Niza el pasado jueves y la brutal decapitación de un profesor que había mostrado días antes en una clase unas caricaturas de Mahoma.

Más noticias de Internacional