Público
Público

Alemania Alemania aprueba un nuevo plan para frenar la subida en los alquileres de viviendas

Se pretende mejorar la aplicación del llamado "freno al precio de los arrendamientos", una ley que entró en vigor en 2015 y que pretende limitar los aumentos. Esa ley contempla que para un nuevo arrendatario el precio del alquiler no puede estar más del 10 % por encima de los alquileres habituales en la zona en que alquila.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

La Puerta de Brandemburgo, iluminada en Berlín/Reuters

El Gobierno alemán ha aprobado un nuevo plan para frenar las subidas de los alquileres, que debe ser ratificado por el Parlamento, en el que se contemplan medidas como poner un tope a los aumentos tras hacer mejoras en un edificio.

"Con la nueva ley fortalecemos los derechos de los arrendatarios, los protegemos de la presión y ponemos límites a las consecuencias financieras de las mejoras que se hagan en los edificios", declaró la ministra de Justicia, Katarina Barley, cuya cartera es también responsable de la protección de los consumidores.

En caso de mejoras realizadas en un edificio, en el futuro el dueño no podrá decretar aumentos superiores a los 3 euros por metro cuadrado. Asimismo, se prohíbe anunciar o ejecutar obras destinadas a presionar a los viejos arrendatarios para que busquen otra vivienda y poder alquilar los pisos a precios más altos. La violación de esa prohibición deberá ser castigada con multas de hasta 100.000 euros y los arrendatarios tendrán derecho a una indemnización.

También se contempla imponer a los dueños de las casas la obligación de informar a los nuevos arrendatarios sobre el monto del arriendo que pagaban sus antecesores.

Con esto último se pretende mejorar la aplicación del llamado "freno al precio de los arrendamientos", una ley que entró en vigor en 2015 y que pretende limitar los aumentos. Esa ley contempla que para un nuevo arrendatario el precio del alquiler no puede estar más del 10 % por encima de los alquileres habituales en la zona en que alquila.

Sin embargo, la propia Barley admitió que esa ley hasta ahora no ha tenido la eficiencia adecuada por la dificultad que tienen los arrendatarios en determinar si el alquiler que se les pide está en el margen de lo permitido.

Además, el Gobierno quiere aumentar las inversiones en la construcción de vivienda para personas de bajos ingresos, apoyar inversiones privadas y respaldar a las familias que quieran comprar o construir vivienda propia.

El precio de los arrendamientos es uno de los temas centrales en los debates de política social y económica en Alemania tras el aumento constante de los precios -más del doble de la inflación- que ha habido en los últimos años. En el primer trimestre de 2018 los arrendamientos tuvieron un aumento promedio del 5,3 %, mientras que la inflación se situó en el 2,0 %.