Público
Público

Elecciones Bolivia Arce confirma su victoria en Bolivia según avanza el escrutinio

Mesa asumió ante los medios en La Paz que el exministro será ganador de las elecciones en Bolivia y su formación Comunidad Ciudadana encabezará la oposición y confió en estar a la altura.

El exministro boliviano Luis Arce (2i) y su candidato a la Vicepresidencia, David Choquehuanca (2d) celebran los resultados extraoficiales que les dan la victoria a MAS en las elecciones generales en Bolivia. EFE/Stringer
El exministro boliviano Luis Arce (2i) y su candidato a la Vicepresidencia, David Choquehuanca (2d) celebran los resultados extraoficiales que les dan la victoria a MAS en las elecciones generales en Bolivia. EFE/Stringer

agencias

Un año después de ser desalojado del poder, el Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales volverá a gobernar en Bolivia, ahora de la mano del que fuera su ministro de Economía, Luis Arce, quien, según datos oficiales, cuenta de momento con el 46,96% de los votos, tras un escrutinio de poco más del 47%.

Ya con el 47,6% de las actas escrutadas a nivel nacional, según el Órgano Electoral Plurinacional (OEP), el MAS suma el 46,96% de los votos, seguido de CC, con el 34,13%, y Creemos, con el 16,81%.

A falta de resultados oficiales, el exmandatario boliviano (2003-2005) asumió ante los medios en La Paz que el exministro será ganador de las elecciones en Bolivia y su formación Comunidad Ciudadana encabezará la oposición para el periodo 2020-2025.

Mesa confió en estar a la altura desde la oposición, sin sentirse triste, sino agradecido por el apoyo de una parte del electorado. Quien aún se aferra al conteo oficial es el exlíder cívico Luis Fernando Camacho, que según los sondeos quedó tercero muy por debajo de Arce y Mesa.

Según esos mismos datos, Camacho ratificó que su bastión es Santa Cruz, su región de origen, con casi la mitad del apoyo de los electores, pero ese resultado contrastó con las bajas cifras en las otras ocho regiones bolivianas.

El político evitó referirse a la victoria que ya celebra Arce, pero sí destacó que Santa Cruz "demostró su vocación democrática" y es "el bastión" de la democracia boliviana, además de que "por primera vez" en su historia tendrá una "bancada digna" de legisladores esta región.

Por el momento no hay irregularidades en las elecciones

Cerca de 7,3 millones de personas estaban llamadas el domingo a acudir a las urnas durante una jornada electoral que transcurrió con total normalidad, y en la que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ha destacado una participación del 87%.

Bolivia estuvo durante toda la noche del domingo sumida en la incertidumbre, después de que tras más de ocho horas del cierre de los colegios no se dieran a conocer los primeros datos oficiales, ni las encuestas a pie de urna previstas para la noche electoral.

El TSE ha reconocido este lunes fallos en la emisión de los primeros resultados y espera que esto suponga una "lección importante" para los próximos procesos electorales.

"Ciertamente, lo reconocimos, hemos tenido una falla en el equilibrio entre la seguridad que le hemos dado al proceso, en la aprobación de todas las actas, y una celeridad que hubiera sido deseable; lo asumimos como una de las lecciones importantes a retener de este proceso", ha dicho el presidente del TSE, Salvador Romero.

La toma de posesión de las nuevas autoridades será durante los primeros 15 días de noviembre

Por otro lado, Romero ha confirmado que la toma de posesión de las nuevas autoridades elegidas en las urnas este domingo, tanto el nuevo presidente, como el vicepresidente y los integrantes de la Asamblea Legislativa, se llevará a cabo durante los primeros 15 días de noviembre.

Desde las organizaciones de observadores por el momento se ha avalado sin ninguna sombra de duda el proceso electoral. Así, la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) señala en su informe preliminar que "no se registró irregularidad alguna que invalide o deslegitime el proceso electoral y sus resultados".

Arce promete un gobierno de unidad

El gran triunfador de la jornada del domingo prometió, tras conocerse los sondeos a pie de urna, que el MAS gobernará "para todos los bolivianos" y anunció la construcción de "un gobierno de unidad nacional".

También celebró la victoria el expresidente Evo Morales. En un mensaje en Twitter, felicitó a Arce y a su compañero de fórmula, David Choquehuanca, por la "gran victoria" y resaltó que "la voluntad del pueblo se ha impuesto".

"Nuestro movimiento político tendrá la mayoría en las dos cámaras. Hemos vuelto millones, ahora vamos a devolver la dignidad y la libertad al pueblo", subrayó Morales, quien se vio forzado a renunciar tras semanas de protestas en su contra por supuestas irregularidades en las elecciones de octubre de 2019 y actualmente se encuentra exiliado en Argentina.

Evo Morales aseguró que "tarde o temprano" regresará a Bolivia

Morales prometió que regresaría a Bolivia al día siguiente de una victoria del MAS, pero en declaraciones desde Buenos Aires este lunes se ha limitado a señalar que "tarde o temprano" regresará a su país. Sin embargo, la presidenta del Senado y dirigente del MAS, Eva Copa, ha considerado que no es el "momento adecuado" para su regreso porque "tiene temas que solucionar todavía".

Antes de que se conocieran datos oficiales del recuento, la propia presidenta interina, Jeanine Áñez, ha felicitado a los candidatos del MAS y les ha pedido "gobernar pensando en Bolivia y en la democracia".

"Aún no tenemos cómputo oficial, pero por los datos con los que contamos, el señor Arce y el señor Choquehuanca han ganado la elección. Felicito a los ganadores y les pido gobernar pensando en Bolivia y en la democracia", ha escrito en su cuenta de Twitter.

Reacciones internacionales

También han sido numerosas las felicitaciones al MAS por su victoria, principalmente de países y líderes afines ideológicamente. Así, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha celebrado el triunfo de Arce, y ha destacado cómo "el pueblo boliviano unido y consciente derrotó con votos el golpe de Estado" perpetrado contra el "hermano" Evo Morales.

Por su parte, el presidente argentino, Alberto Fernández, ha destacado que "la victoria del MAS en Bolivia no solo es una buena noticia para quienes defendemos la democracia en América Latina" sino que también es "un acto de justicia ante la agresión que sufrió el pueblo boliviano". Su vicepresidenta, Cristina Fernández, también ha felicitado al MAS por su victoria en un mensaje de Twitter acompañado con una foto de ella con Morales.

El Gobierno de México, país que acogió inicialmente a Morales, se ha sumado igualmente a las felicitaciones. "Las más sinceras felicitaciones de México al pueblo boliviano por la extraordinaria jornada democrática en la que fue electo Luis Arce", ha señalado, el ministro de Exteriores, Marcelo Ebrard, asegurando que la victoria del MAS supone "esperanza y júbilo para América Latina".

El Gobierno de Cuba, aliado también de Morales, se ha pronunciado por boca de su ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez, que ha aplaudido la "victoria del pueblo" en Bolivia. Rodríguez espera que con la "histórica y trascendental victoria" de Arce "retornará (la) justicia y (el) bienestar al hermano pueblo boliviano".

El reconocimiento también ha llegado de parte del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, muy criticado en su momento por el papel del organismo tras los comicios de 2019. "El pueblo de Bolivia se ha expresado en las urnas", ha escrito en Twitter, felicitando a Arce y Choquehuanca y deseándoles "éxito en sus labores futuras". "Estoy seguro que desde la democracia sabrán forjar un futuro brillante para su país", ha añadido.

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha felicitado "sinceramente" al pueblo boliviano por la celebración de unas elecciones "pacíficas y altamente participativas". Así, ha alentado a "todos los líderes políticos y sociales a trabajar juntos con el mismo compromiso con la democracia, el respeto a los Derechos Humanos y la reconciliación nacional para abordar los actuales desafíos".

Desde Perú, el presidente Martín Vizcarra, y desde Chile, su homólogo, Sebastián Piñera, también han dado la enhorabuena por su triunfo a Arce y le han deseado futuros éxitos durante su gestión, del mismo modo que ambos han coincidido en señalar sus "deseos" a la hora de seguir cooperando y fortaleciendo sus relaciones bilaterales.

Por su parte, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha enviado sus "mejores deseos" para Arce y Choquehuanca y ha destacado que con este triunfo en las elecciones, el pueblo boliviano "ha visto triunfar sus sueños, sus anhelos de paz, democracia, dignidad, libertad, y fraternidad".

Más noticias de Internacional