Público
Público

Buzones para bebés, la propuesta de la ultraderecha en EEUU como alternativa al aborto

La organización 'Safe Haven Baby Boxes' es la principal entidad que fomenta esta idea que ha sido aplaudida por sectores ultracatólicos no solo en Estados Unidos, también en España.

La fundadora de la ONG Safe Haven Baby Boxes, Mónica Kelsey, posa frente a un buzón para bebés.
La fundadora de la ONG Safe Haven Baby Boxes, Mónica Kelsey, posa frente a un buzón para bebés. Safe Haven Baby Boxes

La extrema derecha en Estados Unidos está promoviendo los denominados buzones para bebés (en inglés, baby  boxes), unas cajas donde se puede depositar a un recién nacido no deseado para que después pueda ser entregado en adopción

Esta iniciativa parte de la activista antiabortista Monica Kelsey y ha sido bien recibida por sectores ultracatólicos del país. En España, varios portales católicos se han hecho eco de esta propuesta y la ven con buenos ojos. En EEUU, estos buzones están presentes en cuatro estados aunque los promotores buscan extenderlos al resto de territorios. Hay más de 100 repartidos.

De hecho, la web de la organización que fomenta esta idea, Safe Haven Baby Boxes, tiene un buscador en el que se puede localizar el lugar en el que está posicionada cada "caja". La ONG argumenta que su intención es combatir el "infanticidio". 

No obstante, este movimiento genera gran polémica en el país norteamericano, ya que esta entrega de bebés desatiende las razones por las que muchas mujeres acaban llegando a tal punto, como la posibilidad de que hayan ocultado su embarazo, sufran violencia machista o estén en un ambiente desestructurado marcado por el consumo de drogas, la ausencia de un hogar o padezcan algún tipo de enfermedad mental. Por no hablar de que muchos de estos niños y niñas —de los que también se desconoce su historial médico— no podrán saber sus orígenes si se fomenta este modo de entrega anónimo. 

Por esta razón, se prevé que aumenten los casos en los que se recurre a estos buzones debido a la decisión del Tribunal Supremo de EEUU de revocar la constitucionalidad de un derecho como el aborto y dejar la competencia en esta materia exclusivamente en manos de los estados, cuando los gobernantes de algunos de ellos ya han comenzado a legislar para acotar este derecho lo máximo posible y que muchas mujeres queden desamparadas.

Hay que añadir que en EEUU, desde 1999, está en vigor la ley Safe Haven, que ya permitía que los niños puedan ser entregados en hospitales, estaciones de bomberos y de Policía. Las madres que lo hagan no pueden ser ni cuestionadas ni penalizadas por ello. 

Más noticias de Internacional