Público
Público

Jair Bolsonaro El candidato ultraderechista a la presidencia de Brasil se encuentra estable tras ser apuñalado durante la campaña electoral

Jair Bolsonaro es uno de los candidatos más polémicos en la actual disputa electoral. Es un defensor de la última dictadura militar en Brasil y ha generado diversas protestas por sus declaraciones machistas, racistas y homófobas.

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 4

El candidato a la presidencia de Brasil por el partido (PSL), Jair Bolsonaro, durante un acto de campaña. - REUTERS

El candidato ultraderechista a la Presidencia de Brasil Jair Bolsonaro, líder en los sondeos de intención de voto para las elecciones presidenciales del 7 de octubre en Brasil, ha sido sometido con "éxito" a una operación tras sufrir varias lesiones a causa de un grave apuñalamiento en el abdomen durante un acto de campaña en el estado de Minas Gerais, en el sur del país, según ha informado su compañero de fórmula Hamilton Mourao.

Enne ha señalado que el arma utilizada en el ataque había perforado el intestino, el hígado y el estómago, lo que provocó una gran hemorragia interna. No obstante, los médicos han destacado que "nadie muere inmediatamente por una herida en el intestino, pero una infección presentada días después de la cirugía no se puede descartar, y esto podría implicar una nueva intervención".

De acuerdo con su hijo, pese a que la "perforación fue superficial y no afectó ningún órgano", Bolsonaro fue conducido a un hospital en la misma ciudad y está bajo observación médica. La Policía Militarizada de Minas Gerais informó de que detuvo a un hombre identificado como Adelio Bispo de Oliveira, de 40 años, al que un grupo intentaba linchar tras acusarlo del ataque.

Defensor de la última dictadura militar de Brasil

El ultraderechista es uno de los candidatos más polémicos en la actual disputa electoral debido a que es un defensor de la última dictadura militar en Brasil (1964-1985); ha generado diversas protestas por sus insistentes declaraciones machistas, racistas y homófobas, y enfrenta procesos judiciales por discriminación e incitación a la violación.

Según una encuesta divulgada la víspera, el candidato por el Partido Social Liberal (PSL) vencería las elecciones presidenciales del 7 de octubre en un escenario sin Luiz Inácio Lula da Silva, cuya candidatura fue vetada por la autoridad electoral, pero perdería en la segunda vuelta contra sus principales adversarios.

De acuerdo con el Instituto Ibope, la intención de voto en Bolsonaro subió desde el 20 % en agosto hasta el 22 % en septiembre, lo que lo convierte en el favorito para vencer la primera vuelta tras la decisión del Tribunal Superior Electoral (TSE) de inhabilitar a Lula, el carismático expresidente que está preso desde abril para cumplir una condena de 12 años por corrupción.

Lula era el líder en todos los sondeos, con hasta un 40% de intención de voto, pero fue declarado "inelegible" debido a que la legislación prohíbe la postulación para cargos públicos de condenados en segunda instancia, como es su caso. Tras Bolsonaro el sondeo ubica como favoritos a la ecologista Marina Silva y al diputado laborista Ciro Gomes, ambos con 12%, y al socialdemócrata Geraldo Alckmin, con 9%.

Pese a que según la encuesta vencería en la primera vuelta, el diputado ultraderechista perdería contra cualquiera de sus principales adversarios en la segunda, programada para el 28 de octubre en caso de que ningún candidato supere el 50 % en la primera. Así como es el primer favorito, Bolsonaro también lidera los índices de rechazo electoral, con el récord de 44 % (el doble que su intención de voto).