Público
Público

Ecuador Al menos cinco muertos, entre ellos un dirigente indígena, en las protestas en Ecuador

El Gobierno, en cambio, sostiene que solo hay un fallecido y tacha de "rumores" otros balances. La Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE) hace un llamamiento al Ejecutivo para erradicar la violencia de las cargas policiales.

Publicidad
Media: 5
Votos: 7

Protestas en Quito contra el Gobierno de Lenín Moreno. / REUTERS - IVAN ALVARADO

Al menos cinco personas han muerto en el marco de las protestas que se han producido en la última semana en Ecuador contra la reforma económica del Gobierno, según ha informado este jueves la Defensoría del Pueblo. El Ejecutivo, en cambio, sostiene que solo hay un fallecido y tacha de "rumores" otros balances.
Según la Defensoría, entre los fallecidos se encuentra Inocencio Tucumbi, dirigente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE) de Cotopaxi.

"Hacemos un llamamiento al Gobierno a erradicar la violencia y garantizar el ejercicio del derecho a la protesta social de forma pacífica", ha dicho el organismo, al tiempo que ha expresado su "solidaridad" por las víctimas.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Ecuador, José Valencia, ha indicado en una entrevista concedida a Europa Press que el Gobierno no tiene constancia sobre tales fallecimientos y que cree que las noticias sobre los mismos son "fruto de informaciones no sustentadas, rumores que corren y que no tienen ningún fundamento en la realidad".

"Nosotros no tenemos ningún reporte de muertos del día de ayer", ha hecho hincapié Valencia, que ha especificado que, según la información que maneja el Gobierno, el único fallecido en el marco de las protestas es la persona que fue atropellada por un vehículo particular.

Por otro lado, el ministro ecuatoriano se ha referido al balance de policías heridos que dejan las movilizaciones. "Hay 88 policías heridos en estas manifestaciones", ha asegurado Valencia, que las ha calificado como "extremadamente violentas".

El origen de las protestas, que intentan ser reprimidas con violencia policial, se sitúa en la reforma económica anunciada por el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, el pasado 1 de octubre, fruto del acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional para conseguir una inyección de 4.200 millones de dólares para el país.

Moreno ha afirmado que no recuperará el subsidio al combustible, la medida más polémica del conocido popularmente como "paquetazo". Los manifestantes exigen como requisito para sentarse a la mesa de negociaciones que el Gobierno recupere las ayudas públicas a la gasolina y al diésel.

Por otro lado, el Gobierno considera que el intento de "golpe de Estado" que atribuye al ex presidente Rafael Correa y sus aliados, incluido el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, ha sido desactivado, dado que la "normalidad" ha regresado este jueves a Quito. 

Para Valencia, "hubo un intento claro" de golpe de Estado por los llamamientos públicos de algunos sectores de la oposición ecuatoriana a celebrar elecciones anticipadas. "Ecuador no tienen un sistema parlamentario, como algunos países europeos. Es un sistema presidencialista donde la ley determina los plazos para que las elecciones se realicen. Hacer un llamado de ese tipo es hacer un llamado a subvertir el orden constitucional", ha sostenido. El canciller ha vinculado la violencia registrada en las manifestaciones a estas maniobras políticas.