Público
Público

COVID-19 La OMS aconseja prepararse para una "potencial pandemia" por el coronavirus

El organismo sanitario de la ONU defiende que "en la situación actual el término pandemia no se justifica". El número de contagiados crece fuera de China en países como Corea del Sur, Irán e Italia.

Militares con mascarilla junto a la catedral de Milán. - REUTERS
Militares con mascarilla junto a la catedral de Milán. - REUTERS

AGENCIAS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha asegurado este lunes que aún no se puede hablar de pandemia por el coronavirus, pero sí ha aconsejado "prepararse para ella". Mientras, el número de contagios continúa creciendo fuera de China, en países como Corea del Sur, Irán e Italia.

[Así hemos narrado en directo la jornada del lunes sobre las consecuencias del Coronavirus]

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, abordó durante la rueda de prensa diaria del organismo sanitario de la ONU la pregunta que muchos se hacen en relación a si la propagación internacional del virus requiere que la organización eleve el nivel de alerta y pase a considerarlo una "pandemia", es decir de alcance global.

La OMS defiende que "no estamos observando una enfermedad propagada a gran escala"

Tedros sostuvo que no ha llegado el momento de tomar tal decisión en vista que de "no estamos observando una enfermedad propagada a gran escala" y que "en la situación actual el término pandemia no se justifica". 

"Este no es el momento de centrarse en qué palabra usamos. Eso no evitará una sola infección hoy, ni salvará una sola vida. Este es un momento para que todos los países, comunidades, familias y personas se concentren en prepararse. No vivimos en un mundo binario, en blanco y negro. No es ni lo uno ni lo otro. Debemos concentrarnos en la contención, mientras hacemos todo lo posible para prepararnos para una potencial pandemia", sostuvo el director general de la OMS.

La OMS alaba la reacción de China

Corea del Sur, con 800 contagiados y ocho muertos, es el segundo lugar más afectado después de China, mientras que en Irán ya hay 12 muertos y 64 afectados; en Italia hay contabilizados 231 contagios y el número de muertos asciende a siete.

Las cifras de contagios fuera de China, que cuenta ya 77.150 afectados y 2.592 muertos, son aún bajas en otros países pero preocupan a la OMS, que ha anunciado este lunes que va a enviar misiones científicas a Italia e Irán con la intención de ayudar a sus autoridades a poner en marcha las medidas de contención necesarias.

La ONU enviará misiones científicas a Italia e Irán para ayudar a poner en marcha medidas de contención

Hace dos semanas que una misión de la OMS llegó a China para estudiar la epidemia y evaluar las medidas tomadas por el gigante asiático. Este lunes, el jefe de la misión, el epidemiólogo canadiense Bruce Aylward, dio una valoración positiva de la actuación: "No hay dudas de que la actitud de China ante la rápida propagación de este nuevo patógeno respiratorio ha cambiado el rumbo de lo que era, y sigue siendo, una epidemia que se expandía rápidamente y que era mortal".

"Son probablemente las medidas de contención de enfermedad más ambiciosas, ágiles y agresivas de la historia", agregó. Aylward intentó disipar las dudas sobre la fiabilidad de los datos oficiales ofrecidos por China: "Sobre el terreno hay muchas estadísticas y datos que apoyan la bajada (de nuevos casos). Están cayendo, y están cayendo por las acciones que se han llevado a cabo".

Un día antes, el presidente chino, Xi Jinping, había declarado que la epidemia de coronavirus es la crisis de salud más grave que ha vivido el país desde la fundación de la República Popular en 1949. Aylward ha pedido poner fin a las restricciones de transporte y comercio que algunos países han establecido con China: "China es el país con más experiencia del mundo contra esta enfermedad (...). Si los países ponen barreras ante China, solamente van a poner en riesgo la capacidad de todos de solucionar esto".

Aislamiento y reacciones de países vecinos

Ante la falta de vacuna, el aislamiento ha sido hasta ahora el medio más recurrente y expeditivo de frenar el contagio. En Italia, desde el domingo hay en cuarentena once comunidades, diez en Lombardía y una en Véneto, lo que afecta a cerca de 50.000 personas.

Es la llamada "zona roja" de Italia, donde se han producido los dos brotes de contagio y a la que han llegado centenares de agentes de las fuerzas del orden para vigilar las vías de acceso; la violación de este decreto supondría multas y hasta tres meses de cárcel.

En Italia, desde el domingo hay en cuarentena once comunidades, lo que afecta a cerca de 50.000 personas

El miedo al contagio ha provocado también reacciones de los países vecinos. Austria suspendió varias horas el tráfico ferroviario con Italia por el aviso de que unos viajeros se encontraban mal. La Comisión Europea (CE) ha salido al paso: no recomendamos a los estados miembros el cierre de sus fronteras para evitar la propagación del coronavirus, dijo este lunes el portavoz comunitario de Interior, Adalbert Jahnz.

"Cuando hablamos de medidas, incluyendo controles fronterizos, estas deberían basarse en una evaluación del riesgo creíble y pruebas científicas, deberían ser proporcionadas y ser tomadas en coordinación con otros", dijo en una rueda de prensa esta añana, el comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic.

Mientras, Irán quedó este lunes aislado al decidir sus vecinos cerrar las fronteras por el miedo a la propagación del coronavirus. Turquía, Pakistán, Afganistán, Irak y Armenia han cerrado sus fronteras terrestres con Irán, mientras que otros países de la región como Kuwait, Omán, Jordania y Arabia Saudí han tomado medidas para impedir la llegada de personas procedentes de la República Islámica.

Suspendidos eventos multitudinarios

En Italia, debido al coronavirus han suspendido todas las ferias, eventos, manifestaciones culturales y deportivas y cerrado museos, escuelas y universidades en las regiones de Piamonte, Lombardía, Véneto y Emilia Romaña. Se ha suspendido incluso el carnaval de Venecia y algunos desfiles de la semana de la moda de Milán se han celebrado a puerta cerrada.

La expansión del coronavirus fuera de China y la intensidad de la epidemia en Italia, una de las grandes economías europeas, ha castigado este lunes a las bolsas de todo el mundo, en especial a la de Milán, ha hundido el precio del petróleo, y ha desplazado la inversión hacia activos refugio como el oro o la deuda soberana de países saneados.