Público
Público
Únete a nosotros

Golfo Pérsico Los países árabes exigen a Catar el cierre de la cadena Al Yazira  

Arabia Saudí y sus socios han enviado una lista con 13 demandas al emirato, al que acusan de financiar el terrorismo, para resolver el conflicto diplomático que mantienen desde principios de este mes de junio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Soldados turcos llegan a la base militar que su país mantiene en Doha. | REUTERS

Los países árabes que encabezaron la crisis con Catar han enviado una lista de demandas, a través Kuwait, al emirato árabe con la intención de negociar la solución del conflicto diplomático iniciado el pasado 5 de junio, informó este viernes la cadena saudí Al Arabiya.

Arabia Saudí, Egipto, Baréin y Emiratos Árabes Unidos (EAU) han redactado una serie de puntos para iniciar la negociación para solventar la crisis con el pequeño país, al que acusan de financiar el terrorismo y socavar la estabilidad de Oriente Medio.

Según el canal, estos Estados pidieron, a través de Kuwait, que actúa como mediador en el conflicto, cortar las relaciones diplomáticas con Irán, país al que acusan también de apoyar el extremismo.

Asimismo, exigieron a Doha el cierre del canal catarí Al Yazira, cuyas oficinas en esos tres países están siendo clausuradas, medida a la que se ha sumado también Jordania, mientras que en Egipto el canal fue cerrado en 2013.

Otro de los puntos solicitados fue el cierre de la base militar turca en el emirato. Turquía ya ha respondido que descarta retirar su base. El ministro de Defensa de Turquía, Fikri Isik así lo afirmó este viernes durante una entrevista en la cadena turca NTV.  "Puedo decir que la base turca en Catar sirve para la formación de los militares cataríes y es para la seguridad de Catar y toda la región. Nadie debería molestarse con esto. No tenemos intención de llevar este acuerdo otra vez al debate", dijo el ministro.

Turquía apoya a Catar desde el comienzo de la crisis, y ha enviado alimentos y agua para compensar el veto comercial impuesto por Arabia Saudí.

Asimismo, ha reforzado su presencia militar en el país árabe, pues dos días después de que Arabia Saudí cortara las relaciones con Catar, el Parlamento turco ratificó un acuerdo cerrado el pasado abril que preveía el envío de fuerzas a Catar, que comenzaron a desplegarse ayer.

Los Estados árabes dieron un plazo de diez días a Catar para que se cumplan estas demandas.

Catar ha negado todas las acusaciones, pero las autoridades del país han afirmado que están abiertas a negociar y no han tomado represalias contra los ciudadanos de los países árabes.

En un intento de normalizar las relaciones, el Gobierno de Catar felicitó el miércoles al nuevo heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman.