Público
Público

Guerra por el agua en México Desaparece Tomás Rojo, líder indígena mexicano que encabezó la guerra por el agua contra el estado de Sonora

En 2012, Tomás Rojo Valencia lideró la llamada guerra por el agua en Sonora que se desató cuando el Gobierno del estado anunció la construcción del Acueducto Independencia para llevar agua desde la cuenca del Río Yaqui hacia la capital Hermosillo, de donde actualmente se abastece a más de 300.000 personas.

Imagen de archivo del ejército mexicano en Sonora.
Imagen de archivo del ejército mexicano en Sonora. AFP

La Fiscalía General de Justicia del estado mexicano de Sonora informó este viernes de que inició una investigación por la desaparición de un líder de la tribu yaqui en esa entidad.

Se trata del líder indígena Tomás Rojo Valencia, portavoz de la tribu yaqui que fue perseguido político en el sexenio del exgobernador Guillermo Padrés (2009-2015), cuando ocurrió la llamada guerra por el agua en Sonora, estado ubicado en el noroeste de México.

El jueves por la noche, la hija de Rojo acudió al Ministerio Público para denunciar que su padre salió a caminar para ejercitarse al amanecer, como hacía todos los días, pero no regresó, en la comunidad yaqui de Vícam, uno de los ocho pueblos que habita la tribu entre los municipios de Guaymas y Cajeme.

La denunciante "dice que su padre es una persona de la etnia yaqui, que se dedica a bajar proyectos en beneficio de la tribu", señala el informe levantado por persona desaparecida.

Las agencias de seguridad y ministeriales de los tres niveles de Gobierno llegaron al territorio yaqui para iniciar la búsqueda e investigar la desaparición.

En 2012, Rojo Valencia junto a Mario Luna encabezaron la llamada guerra por el agua en Sonora que se desató cuando el Gobierno del estado anunció la construcción del Acueducto Independencia para llevar agua desde la cuenca del Río Yaqui hacia la capital Hermosillo, de donde actualmente se abastece a más de 300.000 personas.

En aquellos días, los indígenas protestaban porque la sobreexplotación de sus recursos naturales impactaría en su desarrollo social, político y económico.
La principal demanda de los indígenas era que mientras el Gobierno estatal extraía el agua del Río Yaqui para abastecer a las dos ciudades más habitadas de Sonora, nunca les ha garantizado el abasto del vital líquido en los ocho pueblos que habita la tribu.

Debido a su oposición a la obra ambos indígenas fueron acusados de diversos delitos, Rojo tuvo que esconderse en su territorio, mientras que Luna fue arrestado como preso político hasta que acabó el sexenio de Guillermo Padrés, entre decenas de escándalos por corrupción.

Actualmente el Acueducto Independencia continúa operando y sirve para abastecer de agua para consumo humano a la mitad de los habitantes en Hermosillo, capital de Sonora, esto a pesar que en diversos juicios la Suprema Corte de Justicia en la Nación ha ordenado la suspensión de la obra.

A poco más de 36 horas de su desaparición, las autoridades no han emitido versión oficial o avances en la investigación.

Más noticias de Internacional