Público
Público

Detenidos por el asalto al capitolio El seguidor de Trump que irrumpió con lanza y cuernos en el Capitolio se entrega a la Policía

Jacob Anthony, un conocido teórico de la conspiración y fiel asistente a los mítines del presidente, ha sido arrestado en Arizona este sábado.

Jake Angeli cuernos capitolio
Jacob Anthony Chansley, conocido como Jake Angeli, durante el asalto al Capitolio de EEUU en Washington. Mike Theiler / REUTERS

público

La oficina del director fiscal federal en Washington, Michael Sherwin, ha informado en un comunicado de que han sido detenidos varios de los asaltantes del capitolio estadounidense el pasado miércoles, entre ellos, Jacob Anthony Chansley, que copó las portadas de todos los periódicos por irrumpir blandiendo una larga lanza, sin camiseta, con la capa pintada y con un tocado de piel de oso con dos cuernos en la cabeza, según publica The New York Times.

Chansley tiene diversos nombres con los que se hace llamar. Se le apoda Jake Angeli y es un conocido teórico de la conspiración denominado "Yellowstone Wolf" en su canal de YouTube. También se le conoce como "Q Shaman" por su propagación de teorías de conspiración QAnon. Fue arrestado en Arizona este sábado, según el rotativo estadounidense, tras entregarse a la Policía.

Este seguidor de Trump ha sido fiel a los numerosos actos públicos del presidente saliente, sobre todo en los mítines en apoyo de Trump en Arizona tras las elecciones de 2016. Según su declaración ante el FBI, llegó a Washington a principios de semana "como parte de un esfuerzo grupal, con otros patriotas de Arizona, a petición del presidente", apuntan los investigadores.

Más detenciones

También se ha conocido este sábado que ha sido arrestado Adam Johnson, el seguidor Donald Trump que fue fotografiado cuando cargaba el atril de la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, durante el asalto.

Adam Johnson, el seguidor de Trump detenido por participar en el asalto al Capitolio de EEUU. AFP / REUTERS

Otro de los detenidos fue Richard Barnett, el hombre que durante el ataque entró y se hizo fotografías en el despacho de Pelosi con las piernas extendidas sobra su mesa. Ha sido aprehendido en Arkansas y está acusado de entrada ilegal y violenta a un edificio restringido, así como conducta desordenada en el Capitolio y robar propiedad pública, por el correo de la legisladora que presuntamente se llevó después de haber posado para los fotógrafos.

Más noticias de Internacional