Público
Público

Dimite el ministro de Exteriores luso y deja en el aire la mayoría absoluta del Gobierno de Passos Coelho

Segunda dimisión en 24 horas. Paulo Portas renuncia descontento por la designación de la nueva titular de Finanzas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Asuntos Exteriores de Portugal, Paulo Portas, líder de los democristianos que garantizan la mayoría absoluta del Gobierno luso, ha presentado este martes su dimisión 'irrevocable' al jefe del Ejecutivo, Pedro Passos Coelho.

La renuncia de Portas, de 51 años, se produce 24 horas después de la dimisión de Vitor Gaspar como ministro de Finanzas en disconformidad por la designación de la hasta ahora secretaria de Estado del Tesoro luso, Maria Luís Albuquerque, para ocupar este cargo. Gaspar fue el artífice de las políticas de austeridad aplicadas desde junio de 2012 bajo el rescate financiero luso, a las que en los últimos meses puso diversas objeciones la formación de Portas, el Centro Democrático Social-Partido Popular (CDS-PP).

El anuncio del titular de Exteriores causó sorpresa en Portugal y se conoció poco antes de la toma de posesión de Albuquerque como ministra de Finanzas. Con la nueva renuncia se abre la tercera crisis ministerial en el Gobierno conservador de Portugal, que vio dimitir el pasado 4 de abril, al ministro Adjunto y de Asuntos Parlamentarios, Miguel Relvas, en medio de un escándalo por irregularidades en la obtención de su título universitario.

'Esta decisión supone seguir un camino de mera continuidad, que respeto pero con el que no estoy de acuerdo', subrayó el nuevo ministro dimisionario en un comunicado. La decisión de renunciar la tomó Portas hoy mismo y 'de forma irrevocable', agrega su nota, tras confirmar que el primer ministro, Pedro Passos Coelho, no decidió el nombre de la nueva titular de Finanzas 'de forma cuidadosa y consensuada'. Portas asegura que expresó a Passos Coelho sus reticencias previamente, pero éste 'confirmó la elección'.

'A lo largo de estos dos años protegí hasta el límite de mis fuerzas el valor de la estabilidad. Sin embargo, la forma como reiteradamente toma las decisiones el Gobierno hace prescindible mi contribución', señala. Portas reconoce además haber mantenido 'diferencias políticas' con el ministro de Finanzas saliente, y considera que su marcha debía permitir 'un nuevo ciclo político y económico' que, sin embargo, no cree posible con Albuquerque.

En los últimos meses, la formación de Portas, el Centro Democrático Social - Partido Popular (CDS-PP), que cuenta con 24 de los 230 diputados del Parlamento luso, puso diversas objeciones a esas medidas. Portas iba a quedar como número dos del Ejecutivo luso con la toma de posesión de Albuquerque.

Nada más conocer la dimisión de Portas, Passos Coelho, convocó reuniones urgentes del Gobierno y de la cúpula de su partido, el Social Demócrata (PSD, centroderecha), y hará una alocución al país. La salida del hasta ahora ministro de Exteriores deja al Gobierno portugués sin el líder del partido que le da mayoría absoluta parlamentaria. Un portavoz de los socialdemócratas lusos confirmó  la celebración de una reunión de la dirección en su sede, durante la que se discutirá el rumbo a seguir a partir de ahora.

Passos Coelho ganó las elecciones de junio de 2011 que siguieron al rescate financiero de Portugal, solicitado dos meses antes por el Partido Socialista (PS) que le antecedió en el poder. Desde entonces y gracias a la mayoría absoluta que le da el CDS-PP Passos Coelho aplicó el duró programa de ajustes y reformas económicas exigido por la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de su ayuda, que suma 78.000 millones de euros. El Partido Socialista (PS), principal fuerza de la oposición y líder de nuevo en las encuestas, se ha convertido con el resto de la izquierda en un duro crítico de las medidas de austeridad y exige elecciones anticipadas, la renegociación de los compromisos del rescate y una política orientada a combatir la recesión y el desempleo.

Más noticias de Internacional