Público
Público

EEUU y Rusia prepararían el exilio de Asad en Moscú

Ambos país estarían ultimando un plan a cambio de inmunidad para el presidente sirio

EUGENIO GARCÍA GASCÓN

Washington y Moscú estarían ultimando 'un plan' que contempla el exilio voluntario a la capital rusa del presidente sirio, Bashar al Asad, a cambio de que se le garantice inmunidad ante los tribunales, informó el Yediot Ahronot sin citar ninguna fuente concreta, aunque el rotativo de Tel Aviv tiene muy buenos contactos en la administración israelí.

El plan tendría como referencia el 'modelo yemení', que se llevó a la práctica hace dos semanas como resultado de unas negociaciones en las que participaron Arabia Saudí, los emiratos del Golfo Pérsico y Estados Unidos y el presidente de Yemen, Ali Abdallah Saleh. Este último aceptó ceder el poder a su número dos 'de manera ordenada' y buscar asilo político en Estados Unidos.

Los responsables del ministerio de Exteriores ruso han mantenido en las últimas semanas contactos con altas esferas de la administración de Barack Obama con el propósito de crear una situación similar a la de Yemen. Moscú es ahora mismo el principal aliado de Asad y sostiene que el diálogo, y no las sanciones, es el camino adecuando para poner fin a las revueltas que se iniciaron en marzo en Siria, y que según dijo la ONU han causado más de 4.000 muertos.

El plan es similar al creado en Yemen con Ali Abdallah Saleh

El plan, continúa el diario de Tel Aviv, permitiría que 'Asad abandone el país y transfiera el poder a un elemento que sea aceptable a los americanos y a los rusos, a cambio de recibir refugio en Moscú'.

Las negociaciones entre Moscú y Washington evocan el plan de la misma índole que recientemente sugirió el diplomático y académico holandés Nikolaos van Dam, uno de los historiadores más reputados de la Siria contemporánea, quien en una conferencia que pronunció en Berlín el 23 de noviembre dijo que lo importante es acabar con la dictadura consiguiendo para Siria el mejor futuro posible al tiempo que se salvan más vidas.

'He llegado a la conclusión de que la mejor opción, o la menos mala, sería llegar a una situación en la que la presente dictadura concluyera que le conviene ceder el poder a otros que podrían conducir el país más allá a través de reformas políticas hacia más democracia, y al mismo tiempo se les daría la oportunidad de dejar el país con una garantía de que no se les procesaría', dijo Van Dam en Berlín.

Más noticias de Internacional