Público
Público

El Ejército turco evacúa en Siria a unos soldados que vigilaban la tumba de una figura otomana

Unos 40 militares han permanecido rodeados durante ochos meses por activistas del Estado Islámico mientras custodiaban el mausoleo del abuelo del fundador del Imperio Otomano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Carros de combate turcos llegan a la la norteña ciudad siria de Kobani, de regreso de la operación militar de rescate de unos 40 soldados que llevaban meses rodeados por el Estado Islámico. REUTERS / Mursel Cobán

ANKARA.- Las tropas turcas entraron en Siria durante la pasada noche para rescatar a unos 40 soldados que habían estado rodeados durante meses por activistas del Estado Islámico mientras protegían la tumba de una venerada figura turca.

El operativo, en el que participaron tanques, drones, aviones de reconocimiento y varios cientos de fuerzas terrestres, fue la primera incursión de este tipo de las tropas turcas en Siria desde el comienzo de la guerra civil hace casi cuatro años. El Ejército dijo que no hubo enfrentamientos durante la operación, aunque un soldado había muerto en un accidente.

El Gobierno turco no pidió buscado permiso o ayuda para la misión, en informó a los aliados de la coalición contra el Estado Islámico una vez que comenzó

Los 38 soldados que custodiaban la tumba de Suleyman Shah, el abuelo del fundador del Imperio Otomano, fueron trasladados a casa sanos y salvos. El mausoleo, que está en un lugar dentro de Siria que Ankara considera territorio soberano, fue reubicado.

Normalmente, el destacamento rota cada seis meses pero el último se vio atrapado durante ocho meses por combatientes del Estado Islámico.

El primer ministro Ahmet Davutoglu dijo en una conferencia de prensa que Turquía no había buscado permiso o ayuda para la misión, pero que había informado a los aliados de la coalición contra el Estado Islámico una vez que comenzó. "Ha sido una operación sumamente exitosa sin perder nuestros derechos bajo la ley internacional", dijo, flanqueado por el jefe del Ejército y el ministro de Defensa.

Una fuente de seguridad turca explicó que el operativo se dirigió a través de la ciudad fronteriza sirio kurda de Kobani, con el apoyo las autoridades locales kurdas.

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, es informado en el Centro de Mando de las Fuerzas Armadas, en Ankara, de la marcha de la 'operación Shah Eufrates' (la entrada en Siria para rescatar a unos soldados rodeados por el Estado Islámico). REUTERS / Hakan Goktepe

El ministro turco de Exteriores afirmó que el mausoleo se había trasladado temporalmente a una nueva ubicación dentro de Siria al norte de la localidad de Esmesi, cercana a la frontera turca. Suleyman Shah era el abuelo de Osman I, fundador del Imperio Otomano en 1299. En un viaje a través de que lo que hoy es Siria, se cayó de su caballo y se ahogó en el río Eúfrates cerca del lugar donde está el mausoleo, según los historiadores. 

El Estado Islámico y otros grupos islamistas, cuya interpretación salafista del Islam considera que la veneración de las tumbas es idólatra, ha destruido varios mausoleos y mezquitas en Siria.

El domingo, el Gobierno sirio dijo que la incursión turca fue un acto de "agresión flagrante" y que Ankara sería responsable de sus repercusiones. En un comunicado leído en la televisión estatal, Siria sostuvo que el Gobierno turco había informado al consulado sirio en Estambul sobre la operación para reubicar la tumba, pero que no había esperado a que Siria diera su aprobación.