Público
Público

FRONTERA UCRANIA El G7 amenaza a Rusia con imponer sanciones "significativas" si invade Ucrania

De la misma forma se manifestó Biden amenazando con consecuencias económicas "devastadoras".

Ministros del exterior del G7 en su cita en Liverpool.
Ministros del exterior del G7 en su cita en Liverpool. Anthony Devlin / POOL / AFP

Los grandes líderes mundiales temen una inminente invasión de Ucrania por parte de Rusia. Así lo hicieron público este fin de semana en la reunión de Ministros de Exteriores del G7, celebrada en Liverpool. Las potencias se declaran listas para imponer sanciones "significativas" y "disuasorias" contra el país si este ejecutase sus planes.

Fuentes diplomáticas confirman que el castigo que se impondría a Rusia rompería con anteriores sanciones, calificándolo como "significativo tanto política como económicamente". Anuncian también que estas represalias no serán reveladas hasta el mismo momento de la ofensiva

De la misma forma se manifestó Biden tras su discurso con motivo de la serie de tornados que ha afectado a EEUU. El presidente ha amenazado con las consecuencias económicas "devastadoras" que tendrá que afrontar Rusia si esta invade Ucrania. Tal y como ha informado Efe, Biden ha anunciado que no se reprimirá en mandar tropas estadounidenses y de la OTAN al flanco. "Las sanciones funcionan mejor si quienes las van a sufrir no saben cuáles son ni en que consistirán", declaró. 

Las sospechas apuntan a la paralización de un proyecto clave: el gasoducto ruso Nord Stream 2, que aún no ha comenzado a operar y que tiene como objetivo transportar gas de Rusia a Alemania. Ese castigo, por el que aboga el presidente estadounidense, Joe Biden, sería un golpe duro para Moscú, pero al mismo tiempo también penalizaría a la economía europea.

Reunión de Ministros de Exteriores del G7

A lo largo de la jornada de reuniones de los Ministros de Exteriores del G7, los temas que más han preocupado han sido los relacionados con la ya mencionada frontera Ucraniana, además del desafío chino debido a la emergente potencia y las complicadas relaciones que esta mantiene con el resto de Occidente. 

Las fuentes diplomáticas destacaron que el G7 no pretende ser un "grupo anti-China ni anti-Rusia", sino promover desde un punto de vista positivo los valores de las democracias liberales.

Además se han reanudado las conversaciones en relación con las negociaciones nucleares con Irán. Los países implicados mantuvieron una reunión separada en la noche del viernes sobre este asunto, que fue calificada como "muy positiva", pese a catalogar la relación con Teherán como complicada.

Más noticias de Internacional