Público
Público

Picardo defiende el diálogo entre España y Gibraltar frente a "titulares agresivos"

El ministro principal del Peñón ofrece su anunciada conferencia en Madrid que el ministro Margallo consiguió suspender del programa previsto por Nueva Economía Fórum hace dos semanas. 

El primer ministro de Gibraltar, Fabian Picardo.- Reuters/Archivo

JUAN ANTONIO BLAY

MADRID.- El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, defendió este martes en Madrid la vía del diálogo con España en lugar de recurrir "a los titulares agresivos". "El diálogo es el instrumento político que arregla los desacuerdos", afirmó durante una conferencia y el coloquio posterior celebrado en un céntrico hotel de la capital de España.

"No he venido a quejarme ni a reivindicar nada. Creo que hay que apostar por el entendimiento porque hay que ganar el futuro y el progreso", dijo el dirigente gibraltareño

Este acto, organizado por el propio Ejecutivo del Peñón, ha sustituido a la conferencia programada por la entidad Nueva Economía Fórum para este mismo martes y que fue suspendida de forma súbita tras las presiones ejercidas personalmente por el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo.

Picardo, que en ningún momento aludió a este incidente, se manifestó en tono conciliador durante su intervención y en sus respuestas a las preguntas formuladas por parte de los asistentes. Eso sí, lamentó que "actualmente todos los canales están cortados [con el Gobierno español]. Se me escapa qué gana España con esta actitud", dijo.

En cualquier caso, el ministro principal (equivalente a primer ministro) de la roca afirmó: "No he venido a quejarme ni a reivindicar nada. Creo que hay que apostar por el entendimiento porque hay que ganar el futuro y el progreso, tanto para los ciudadanos gibraltareños como para los ciudadanos del Campo de Gibraltar".

El mandatario gibraltareño fue presentado por el embajador del Reino Unido en España, Simón L. Manley. En una breve e informal intervención en diplomático británico apostó por retomar las conversaciones tripartitas (España, Reino Unido y Gibraltar) acordadas durante la administración de Zapatero y suspendidas por el actual Gobierno de Rajoy en el que el ministro Margallo mantiene una actitud cerrada a cualquier diálogo directo en el que participen las autoridades gibraltareñas.

"Ha habido avances con el formato de las conversaciones ad hoc [mesas sectoriales en las que participan otras instancias como la Junta de Andalucía, municipios del Campo de Gibraltar y agentes sociales y económicos, aunque todavía esas conversaciones no se han iniciado], pero se puede hacer más", dijo el embajador británico, quien negó que Gibraltar sea una colonia aunque ha reconoció la existencia de estereotipos tanto en la prensa de su país como en la española

Picardo, líder del Partido Laborista de Gibraltar, insistió en la estrecha relación económica entre el Peñón y el Campo de Gibraltar: "La influencia económica de Gibraltar en la zona ha aumentado espectacularmente durante los años de la crisis económica". Picardo atribuye esa circunstancia al crecimiento del PIB de la roca, que el pasado año fue del 10%. "Una mayor relación sería beneficiosa para las dos partes", insistió Picardo.

"Las colas se crean de forma aleatoria [por decisión de España] porque eso no ocurre en ninguna otra frontera interior de la Unión Europea"

Tras lamentar "las colas se crean de forma aleatoria [por decisión de España] porque eso no ocurre en ninguna otra frontera interior de la Unión Europea", Picardo aseguró que el volumen de trabajadores el Campo de Gibraltar que trabajan en el Peñón —uno de cada seis— "nos convierten en una de las principales empresas de Andalucía". "Seríamos imbatibles [en el Peñón y el Campo de Gibraltar en términos económicos] con un acuerdo entre España, el Reino Unido, Gibraltar y la Comisión Europea", insistió.

En todo momento Picardo reivindicó el carácter europeísta de su Gobierno y de Gibraltar; incluso afirmó que la mayoría de los llanitos se pronunciarían por una relación específica con Bruselas en el caso de que el Reino Unido abandonase la UE. "Gran Bretaña es una isla y nosotros estamos en el territorio continental", dijo Picardo. 

En otro momento de su intervención el ministro principal rechazó la extendida idea de que Gibraltar sea un paraíso fiscal y aludió a los acuerdos firmados con 80 países de todo el mundo para intercambio en esta materia. "Decir que somos un paraíso fiscal opaco es esconder la realidad de Gibraltar".

En materia medioambiental resaltó que "Gibraltar siempre que mueve ficha lo hace de acuerdo con las normas de la UE y con respeto a nuestros vecinos".

Picardo reclamó la vuelta al modelo de negociación del tripartido. Considera válidas las llamadas conversaciones ad hoc acordadas entre España y el Reino Unido a instancias de la UE como una especie de sucedáneo válido "para hacer avances". Y este sentido aseguró que su Gobierno no marcará "ningún tipo de líneas rojas”.

Sobre Podemos

En el turno de respuestas se negó a comentar cualquier asunto de política interior española, aunque en un momento de su intervención puso como ejemplo a seguir "el acuerdo que el presidente Rajoy ha formado con el territorio de andorra en materia fiscal, algo que no tenía precedentes".

"Yo no debo decir nada de asuntos internos —argumentó al ser preguntado por la irrupción de Podemos en la política española o los resultados de un año electoral—; a mí no me gustaría que se hablara de asuntos internos de Gibraltar donde también es un año electoral", dijo en otro momento.

Sin embargo, tras admitir que los canales de comunicación directos con los miembros del Gobierno español están rotos, reconoció que su obligación es encontrar interlocutores "con todas las formaciones políticas con representación institucional en Andalucía, Madrid y en el Parlamento Europeo".

Al acto asistieron alrededor de 250 personas, entre ellas algunos representantes de grupos parlamentarios. Estuvieron presentes en el acto Diego López Garrido, portavoz de Defensa del grupo parlamentario socialista en el Congreso de los Diputados; Iñaki Anasagasti, senador del PNV; el diputado Joan Tardá, portavoz adjunto de ERC, y su compañero en el grupo mixto Jon Iñarritu, de Amaiur.

Más noticias de Internacional