Público
Público

Grecia sigue paralizada a la espera de la votación de los nuevos ajustes

El primer ministro Antonis Samaras espera sacar adelante, aunque sea por un estrecho margen, los recortes de 13.500 millones pactados con la troika

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Grecia vuelve a estar paralizada por segundo día consecutivo debido a la huelga de 48 horas convocada por los sindicatos en protesta contra las nuevas medidas de austeridad, que serán votadas este miércoles en el parlamento heleno. El paro afecta principalmente a la industria, los bancos, la administración pública, las escuelas y los centros de salud, así como al transporte terrestre y marítimo. Sin embargo, para hoy no se ha convocado ningún paro de controladores aéreos, por lo que no se esperan cancelaciones ni retrasos de vuelos como los ocurridos el martes. A la huelga de trabajadores de hoy se suma también el cierre de farmacias al que ha llamado la Federación Panhelénica de Farmacéuticos.

En el transporte urbano paran autobuses, trolebuses, tren suburbano y taxis, pero el tranvía y el metro funcionan desde mediodía para permitir a los manifestantes acudir a la gran manifestación convocada por los sindicatos a primera hora de la tarde, en la que se espera concentrar a decenas de miles de trabajadores.

La manifestación de la tarde coincidirá con el debate final y la votación, prevista para medianoche, de las nuevas medidas de austeridad y la reforma laboral en el Parlamento, pactadas con la troika (Comisión Europea, BCE y FMI), que suponen ajustes por 13.500 millones de euros. Por ello, la policía desplegará un importante dispositivo y ya ha anunciado el cierre de cuatro céntricas estaciones de metro, con el fin de dificultar el acceso de los manifestantes a los alrededores de Plaza Syntagma, donde se encuentra el hemiciclo. La coalición gobernante de Grecia, que dirige el primer ministro conservador, Antonis Samaras, espera superar sus propias divisiones y  lograr sacar adelante un paquete de austeridad necesaria para asegurar la ayuda de la UE y evitar la quiebra.

(Seguirá ampliación)