Público
Público

Franja de Gaza Hamás e Israel acuerdan un alto al fuego tras 48 horas de tensiones en la franja de Gaza

El Movimiento de Resistencia Islámica y las autoridades de Israel han acordado una tregua que ha entrado en vigor este lunes de madrugada y ha puesto fin la escalada de violencia que ha alcanzado niveles de tensión inéditos desde la ofensiva de 2014.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Caída de un misil durante los ataques aéreos israelíes en la ciudad de Gaza del 5 de mayo | Reuters/ Mohammed Salem

El Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), que controla la Franja de Gaza, y las autoridades de Israel han acordado una tregua para la Franja de Gaza que ha entrado en vigor este lunes de madrugada y ha puesto fin a 48 horas de ataques en los que la zona ha alcanzado niveles de tensión inéditos desde la ofensiva de 2014. "El alto el fuego ha comenzado este lunes a las 4.30 (hora local)", ha indicado un portavoz de las autoridades gazacíes. 

El líder de Hamás, Ismail Haniyeh, había expresado anteriormente su disposición a acordar un alto el fuego siempre y cuando Israel estuviese igualmente dispuesto a cesar los ataques sobre el enclave palestino. El fuego cruzado se ha saldado hasta el momento con 25 palestinos y cuatro israelíes muertos desde el viernes.

"La vuelta a la 'calma' es posible y depende del compromiso de las fuerzas ocupantes con un alto el fuego completo, en particular en lo que respecta a las marchas populares pacíficas", afirmó previamente en un comunicado. Las autoridades egipcias se encontraban negociando con las partes una tregua que podía entrar en vigor a medianoche.

Medios locales han informado de que rige el alto el fuego en la zona y la jornada ha amanecido en calma en la frontera gazací. El Gobierno israelí no se ha pronunciado oficialmente, pero el Ejército ya ha anunciado el levantamiento de las restricciones en la zona sur de Israel, la más castigada por el lanzamiento de cohetes, según 'Haaretz'.

Según las Fuerzas de Defensa israelíes, las milicias palestinas han disparado desde el sábado 690 cohetes, de los cuales 240 han sido interceptados. Cuatro civiles han perdido la vida en el lado israelí, según este balance oficial, que da cuenta también de las repercusiones que los ataques han tenido para el día a día de la población civil.

Israel ha respondido a la amenaza con una cascada de bombardeos y el asesinato selectivo de un alto cargo de Hamás, el primero de este tipo desde 2014-. En concreto, el Ejército ha reconocido ataques contra 350 objetivos de Hamás y Yihad Islámica, si bien las autoridades palestinas han denunciado también amenazas sobre la población civil, en un territorio donde viven unos dos millones de personas.

El Ministerio de Sanidad gazací ha confirmado a última hora del domingo dos fallecidos más por los ataques israelíes y ha elevado a 25 el número total de muertos en estos dos días de violencia. En esta lista figuran varios niños, según la agencia de noticias WAFA.

El silencio de la comunidad internacional

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha ordenado a su representante en Naciones Unidas que estudie pedir una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU para frenar los ataques israelíes, en la medida en que considera que el "horrible silencio" de la comunidad internacional "alienta" este tipo de ofensivas.

Israel, entretanto, ha recibido el apoyo explícito de su principal aliado. "Al pueblo gazací: estos actos terroristas contra Israel no os traerán más que miseria. Acabad con la violencia y trabajad por la paz", ha señalado en Twitter el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El mandatario norteamericano, que no ha escatimado gestos hacia el Gobierno israelí desde su llegada a la Casa Blanca, ha emplazado a los palestinos a abstenerse de cualquier acto de violencia: "Apoyamos a Israel al 100%, así como la defensa de sus ciudadanos".

El debate político

El líder de Hamás afirmó en un comunicado que "la vuelta a la 'calma' es posible y depende del compromiso de las fuerzas ocupantes con un alto el fuego completo, en particular en lo que respecta a las marchas populares pacíficas".

Finalmente, las partes habrían llegado a un acuerdo que permitiría, entre otras cuestiones, que las organizaciones humanitarias puedan brindar ayuda a los gazacíes afectados por los últimos bombardeos. Israel también habría accedido a restablecer las 12 millas náuticas como límite para la pesca frente a la Franja.

El líder de la oposición israelí, el antiguo jefe militar Benny Gantz, ha acusado al primer ministro, Benjamin Netanyahu, de "rendirse al chantaje de Hamás y de las organizaciones terroristas", ejemplo de una crítica que al Gobierno también le llega de teóricos aliados, principalmente del espectro político más conservador.

Bezazel Smotrich, que suena como posible ministro de Justicia del nuevo gabinete, ha asegurado que "técnicamente hablando, la ronda sobre Gaza debería haber acabado con 700 terroristas muertos (uno por cada cohete) y con daños masivos a Hamás". "No podemos permitirnos que un millón y medio de ciudadanos tengan que ir a refugios cada pocas semanas", ha advertido en Twitter, según Haaretz.

Palestino sentado en un edificio destruido por los ataques israelíes en la ciudad de Gaza | Reuters/ Mohammed Salem