Público
Público

Italia Giuseppe Conte: político fuera, tecnócrata dentro

Quien hasta hace dos semanas era el 'premier' del Gobierno más de derecha de la Italia republicana, Giuseppe Conte está a punto de convertirse en el presidente de uno de los Ejecutivos más de izquierda de la historia transalpina.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Imagen de archivo del primer ministro italiano Giuseppe Conte durante una entrevista para el diario 'Fatto Quotidiano' en Roma. EFE/EPA/Filipo Attili

Esta semana podría nacer el nuevo Gobierno de Italia. El actual primer ministro interino, Giuseppe Conte, repetiría en su cargo siendo sucesor de sí mismo tras un verano muy movido en los edificios de la política en Roma, donde el soberanista Matteo Salvini (Liga) estaba a punto de dinamitar la política del país con el objetivo de ir a las urnas de forma anticipada y así capitalizar su consenso en los sondeos. Pero su socio de mayoría, el Movimiento 5 Estrellas, ahora mira a los socialistas del Partido Democrático (PD) de Nicola Zingaretti. Por eso, quien hasta hace dos semanas era el premier del Gobierno más de derecha de la Italia republicana, Conte está a punto de convertirse en el presidente de uno de los Ejecutivos más de izquierda de la historia transalpina. Conte, quien hoy considera "inapropiado" ser considerado un "afiliado" al Movimiento 5 Estrellas de Luigi Di Maio, se perfila cada vez más como una figura políticamente activa dentro de la vida pública italiana. Presumiendo de tecnócrata.

"No estoy inscrito al Movimiento 5 Estrellas, no participo a los encuentros de la directiva y nunca me he reunido con los grupos parlamentarios. Por esta razón, definirme miembro del Movimiento 5 Estrellas lo veo como algo inapropiado", comentó Conte estos días. Pero aclara: "Hay, sin embargo, mucha cercanía. Conozco a sus miembros desde hace mucho tiempo, trabajo muy bien con el Movimento 5 Estrellas. Mañana miércoles informará al presidente de la República, Sergio Mattarella, de si hay suficientes apoyos parlamentarios para un nuevo Gobierno M5E-PD: "Veo un buen clima de trabajo" para "concentrarnos en nuestro país". Luigi Di Maio, líder del M5E, asegura que Giuseppe Conte es una figura super partes, así pues, por encima de los programas políticos, Algo que, por cierto, no le desagrada al partido fundado por Beppe Grillo: "Somos un movimiento post ideológico que apunta a las soluciones".

Giuseppe Conte entró en la política transalpina entre críticas, ya que muchos pensaban que no estaba a la altura del cargo. Su experiencia como abogado y profesor de derecho privado en Florencia o Roma, allá por mayo de 2018, no se consideró suficiente atendiendo a la complejidad estructural de la política italiana.

Sin embargo, tras 14 meses como árbitro y testaferro de Di Maio y Salvini, ha desarrollado unas eficaces actitudes institucionales que ha permitido que Sergio Mattarella, el jefe del Estado italiano, se fie nuevamente de él apelando a su elegancia política tanto en Roma como en Bruselas. Lo cual, según muchos, sería más que suficiente para mantener a Italia en el contexto europeo presciendiendo del populismo soberanista. La prensa italiana hace referencia, regularmente, a las buenas relaciones entre Mattarella y Conte.

Si Italia fuera hoy mismo a unas elecciones anticipadas, la Liga sería el claro vencedor, logrando un 31,9% de los votos según las últimas encuestas. Uniéndose a Forza Italia (Silvio Berlusconi) y Hermanos de Italia (Giorgia Meloni), la coalición lograría un 47,5% de los consensos que, en la práctica, podría implicar la mayoría absoluta de los escaños de ambas Cámaras. El socialista Partido Democrático (PD) de Nicola Zingaretti, con un 22,3% se colocaría como principal formación de la oposición. El M5E registraría una debacle histórica donde los grillinos obtendrían tan sólo el 18,6% de los consensos, así pues, convirtiéndose en tan sólo un año del primer al tercer partido del país. Visto en bloques, el centro-derecha, aun con porcentajes muy parecidos al centro-izquierda, tendría mucho más peso político y parlamentario, de modo que en la eventualidad de una nueva cita electoral, el presidente de la República, Sergio Mattarella, encargaría la formación de un nuevo Gobierno al líder de la Liga, Matteo Salvini.

El actual momento de cambio que está viviendo la política italiana se debe a los malos cálculos políticos del líder de la Liga, Matteo Salvini. A mediados de agosto, el jefe soberanista apostó por romper su alianza con los grillinos del Movimiento 5 Estrellas de Luigi Di Maio, sobre la base de que ya había más elementos que los separaban respecto a los que los unían, teniendo en cuenta que son dos formaciones muy diferentes, salvo por el fuerte sentimiento anti establishment.

Salvini, quien conoce muy bien las actuales técnicas de la propaganda en la era de las redes sociales, no calibró sin embargo los tempos y mecanismos parlamentarios. En las últimas semanas, Conte dimitió ante el jefe del Estado, Sergio Mattarella, quien a su vez empezó las rondas de consultas. El presidente de la República, una vez más, encargó la formación del posible nuevo Gobierno nuevamente a Giuseppe Conte, figura "diplomática" apreciada tanto dentro como fuera de Italia independientemente de las disputas políticas y electorales de los partidos transalpinos.

Pero todo está en manos, sin embargo, de lo que decida el partido fundado por el cómico Beppe Grillo. En la jornada de este martes, de 09:00 a 18:00 horas, las bases del M5E votarán acerca de si apoyar o no al futuro nuevo Gobierno de Giuseppe Conte resultado de una coalición con el PD. Lo harán a través de Rousseau, la plataforma digital para las votaciones del M5E. En el pasado este sistema informático ya se empleó para cuestiones de suma importancia, como la unión con la Liga, la inmunidad del socio Matteo Salvini o la validación de los liderazgos de Luigi Di Maio al frente del Movimiento 5 Estrellas. Conociendo el poder de Rousseau, este lunes Giuseppe Conte realizó un directo vía Facebook en el que apeló, de forma abierta, a sus votantes: "He comprobado que hay puntos en común entre el M5E y el PD acerca de los objetivos por conseguir". Por su parte, Di Maio, publicó otro vídeo en la misma red social para sus militantes, asegurando: "Ahora os toca a vosotros, a través de la democracia directa, que para nosotros es irrenunciable". Y añade: "No tengáis miedo de participar. Nosotros, ya hemos ganado". Esta tarde, se conocerá si Italia tendrá un nuevo Gobierno. O unas nuevas elecciones.

Más noticias de Internacional