Público
Público

Open Arms El juez levanta el embargo al Open Arms

El barco, que fue inmovilizado por las autoridades italianas el 22 de agosto, seguirá parado hasta que se resueelva la investigación judicial sobre por qué no se autorizó antes el desembarco de los migrantes a bordo.

El barco Open Arms visto desde la isla de Lampedusa. - REUTERS

AGENCIAS

El juez de instrucción de Agrigento, en Sicilia (sur de Italia), ha levantado este jueves el embargo al barco de la ONG española Open Arms, que fue inmovilizado el pasado 21 de agosto por las autoridades italianas, han informado fuentes del procedimiento judicial.

El juez Stefano Zammuto ordenó la devolución del barco a Open Arms, aunque seguirá por el momento parado, hasta que se resuelva la investigación judicial que se está desarrollando en el país contra las autoridades italianas sobre por qué no se autorizó antes el desembarco de los migrantes a bordo.

El barco está actualmente en el puerto de la localidad de Porto Empedocle, en Sicilia. El próximo 9 de septiembre tiene programada otra inspección a bordo por parte de miembros de la Dirección General de la Marina Mercante española.

El barco fue inmovilizado el 22 de agosto por las autoridades italianas, tras una inspección realizada por la Guardia Costera del país que había detectado "anomalías graves", por lo que no podía volver a navegar hasta que se hubieran corregido. La ONG española dijo entonces que subsanaría todas las anomalías detectadas en Italia con la mayor brevedad posible para poder seguir salvando vidas en el Mediterráneo.

Ahora, el juez italiano ha ordenado la devolución del barco a Open Arms porque considera que "no subsisten, tras la evacuación y el rescate de los migrantes, exigencias probatorias" y que no se puede atribuir "ninguna responsabilidad a la organización y la tripulación", según recogen los medios italianos.

El juez ha ratificado al mismo tiempo la continuidad de la investigación abierta en el país por orden de la Fiscalía de Agrigento por un supuesto delito de secuestro de personas, que por el momento no va dirigida contra nadie en concreto, por no haber permitido el desembarco de estos migrantes mucho antes en Italia. El barco estuvo 19 días en el mar esperando a que algún país europeo le autorizada un puerto.

Los primeros rescates de Open Arms se realizaron el 1 de agosto. El 14 de agosto, la Justicia italiana canceló la prohibición del ministro del Interior, Matteo Salvini, para que pudieran entrar en aguas territoriales italianas.  El barco permaneció frente a las costas de Lampedusa, a unos 800 metros de distancia, hasta el 20 de agosto, cuando el fiscal de Agrigento (del que depende Lampedusa), Luigi Patronaggio, ordenó el desembarco inmediato y la incautación de la nave, tras subir a bordo y comprobar el estado de los migrantes.

Así, el 20 de agosto pudieron desembarcar en Lampedusa los 83 migrantes salvados en el mar que aún quedaban a bordo, pues el otro medio centenar recatado por la ONG española ya había sido evacuado con anterioridad.

Para el juez de Agrigento, el caso de Open Arms guarda muchas similitudes con el sucedido en agosto de 2018, cuando Salvini mantuvo bloqueados durante cinco días a un centenar de migrantes frente a Catania. Por esos hechos, la Fiscalía de Agrigento abrió una investigación en su contra por los delitos de secuestro, arresto ilegal y abuso de poder, si bien no fue juzgado, porque su socio en el Gobierno, el Movimiento Cinco Estrellas, impidió que se levantara su inmunidad.