Público
Público

Lana del Rey, la mejor baza del movimiento BDS contra la ocupación israelí

Al menos una quincena de artistas internacionales han respondido en los últimos días al llamamiento del movimiento de boicot a la ocupación israelí. Los artistas han confirmado que no participarán en un festival que se celebrará esta semana en el norte de Israel, una decisión que nunca hasta ahora habían tomado tantos artistas a la vez.

Publicidad
Media: 3.86
Votos: 7

La artista Lana del Rey no actuará en el Festival Meteor - EFE

Al menos una quincena de bandas y artistas internacionales han anunciado en la última semana que no participarán en el Festival Meteor que tendrá lugar el 5 de septiembre en un kibutz de la Galilea. La renuncia de los artistas representa el mayor tanto que se apunta el movimiento BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) en este campo en su historia.

La renuncia más sonada es la de la cantante estadounidense Lana del Rey, quien confirmó su abandono después de haber recibido un adelanto de 700.000 dólares. Debe notarse que inicialmente Del Rey indicó que no pensaba caerse del Festival Meteor puesto que no consideraba que su intervención fuese una “declaración política”.

“Para mí es importante actuar en Palestina e Israel, y tratar a mis seguidores con igualdad. Lamentablemente no se han podido preparar las visitas (a los dos países) y por lo tanto aplazo mi participación (en Israel)”, dijo finalmente a través de Twitter.

El movimiento BDS lleva a cabo una intensa campaña para lograr que lo que ha conseguido con Lana del Rey se consiga con otros artistas, y de momento ha habido una quincena de renuncias, algunas sonadas. Uno de sus impulsores ha sido Roger Waters, ex fundador de Pink Floyd, una de criaturas más interesadas en el conflicto entre Israel y los palestinos.

De hecho, Waters ha tenido mucho que ver en la renuncia de Lana del Rey y ahora está presionando al saxofonista de jazz Kamasi Washington para que siga los mismos pasos. “Puesto que Lana del Rey ha cancelado su intervención, tú eres el más notable de los participantes”, le escribió Waters a Washington en su página de Facebook. “Por favor, no toques en el Festival Meteor, puesto que actuar sería una traición para todos los que han luchado por los derechos civiles o humanos en cualquier parte”.

Millares de personas han firmado una petición que circula por las redes sociales para que Kamasi Washington abandone el festival, una iniciativa del movimiento BDS que se ha hecho extensiva a todos los artistas en general y a Pusha T., Flying Lotus y Of Montreal en particular.

Cada una de las renuncias que se han producido hasta ahora se ha recibido con júbilo dentro del movimiento BDS, mientras que la organización del festival ha tratado de quitarles hierro y ha confirmado que devolverá el precio de la entrada a cualquiera de los millares de aficionados que la hayan comprado para ver a sus artistas favoritos que ahora no participarán.

Soldados israelís corren en Hebrón (Cisjordania) - Reuters

Liat Turgeman, encargada de las relaciones públicas del festival, ha dicho que algunos de los actores ya se estaban pensando en anular su participación antes de la renuncia de Lana de Rey, y niega que la renuncia de la cantante haya causado el abandono en cadena de otros artistas. En su opinión, ha sido una coincidencia.

“Algunos de los participantes ya estaban en peligro de cancelar su actuación antes del anuncio de Lana del Rey, pero se han retirado al mismo tiempo y estos anuncios se han hecho todos a la vez tras el de Lana del Rey”, ha dicho la agente de relaciones públicas del festival. Según Turguman, el festival ha logrado en las últimas horas incorporar a otros tres nombres, entre los que se encuentra la actriz Dan Shake.

El DJ británico Ross From Friends dejó un mensaje en su cuenta de Twitter diciendo que no estaba interesado en participar en el festival, aunque inicialmente se había anunciado su participación. Este DJ puso un vínculo a uno de los llamamientos que se han hecho para boicotear el festival.

El cantante estadounidense Tom Krell, que actúa bajo el nombre de How to Dress Well, es otro de los artistas que ha comunicado su retirada del festival a través de su cuenta en Twitter. El músico británico Deadboy dijo que él había actuado otras veces en Israel, aunque fue antes de que conociera la situación de los palestinos. “Ya no volveré a tocar allí”, escribió.

Otro de los músicos estadounidenses que se ha caído es Henry Laufer, quien ha divulgado el siguiente comunicado: “Lo siento por los seguidores a los que dejo y por el personal del festival, pero dar mi apoyo a los oprimidos con mi ausencia es más importante para mí, especialmente después de las recientes atrocidades cometidas por el gobierno (de Israel)”.

Laufer, que actúa bajo el nombre artístico de Shlohmo, ha añadido: “Durante muchos años me he negado a participar allí (en Israel) y la única razón por la que lo iba a hacer ahora era para donar a Gaza mis ingresos. Pero después de largas conversaciones me parece que es una declaración más importante decir que no. Espero que entendáis mi decisión”.

Hasta ahora nunca había ocurrido que un grupo tan numeroso de artistas internacionales boicoteara un festival en Israel y el movimiento BDS se ha atribuido esta victoria. El movimiento BDS lleva más de una década combatiendo la ocupación de esa manera aunque durante todo este tiempo no ha logrado el apoyo de los gobiernos occidentales.