Público
Público

La mala salud de los líderes helenos retrasa la solución a la crisis griega

El primer ministro de Grecia y el titular de Finanzas no podrán acudir a la cumbre del crecimiento. La troika también pospone su visita a Atenas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ni la troika viajará de inmediato a Atenas ni el ministro de Finanzas heleno, ni el primer ministro de Grecia acudirán a la cumbre de la UE del 28 y 29 de junio, en la que se abordarán nuevas políticas de crecimiento para las economías de la Unión. 

La razón es la convalecencia de ambos líderes griegos. Al desmayo del mayor banquero de Grecia, Vasílis Rápanos, que el pasado viernes ingresó de urgencia en el hospital por un dolor abdominal severo, marea, náuseas, sudores y astenia, y que todavía se encuentra convaleciente, se añade la indisposición de Samaras, que ayer fue intervenido tras sufrir un desprendimiento de retina, también el pasado viernes.

Aunque se espera que el máximo dirigente griego abandone mañana el hospital, los médicos le han desaconsejado viajar. En su lugar, la delegación griega a la cumbre europea estará encabezada por el ministro de Asuntos Exteriores, Dimitris Avramópulos, según ha comunicado este domingo el portavoz del gobierno heleno, Simos Kedíkoglu.

También continúa ingresado el ministro de Finanzas griego, quien podría recibir el alta este mismo domingo, aunque su estado de salud ha puesto en duda que finalmente pueda asumir la cartera. Un cargo cuyo juramento ya ha tenido que retrasar en dos ocasiones.

A Rápanos le sustituirá en el viaje a Bruselas el ministro de Finanzas en funciones del anterior Gobierno de transición, Yorgos Zaniás, que continuará al frente del ministerio al menos una semana más. 'El protocolo impone que los ministros juren el cargo en presencia del primer ministro. Los médicos le impusieron [a Samarás] una semana de descanso tras la operación, por eso Rápanos no puede jurar el cargo antes', ha explicado una fuente gubernamental que ha pedido el anonimato.

Ante los problemas de salud de ambos dirigentes, los representantes de la troika han pospuesto su visita a Atenas concertada para mañana. Según han indicado fuentes gubernamentales, los expertos del organismo integrado por la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunciarán la nueva fecha de su llegada en los próximos días. 

De la inspección de la troika, que acudirá a Grecia para reiniciar sus inspecciones y asesoramiento tras la interrupción provocada por las elecciones legislativas de Grecia del pasado 17 de junio, depende el pago de un tramo de 5.000 millones de euros del préstamo de 130.000 millones de euros acordado en el segundo plan de rescate, en un principio previsto para junio. Además, también está pendiente el pago de un tramo de 1.000 millones de euros correspondiente a mayo.