Público
Público

Marcha en Roma en contra de los métodos de Berlusconi

El movimiento ciudadano violeta propone refundar el sistema político italiano

DANIEL DEL PINO

"Hay que aclarar que estas opiniones son las de los manifestantes y no necesariamente las nuestras". Así introducía el presentador del canal 24 horas de la RAI la segunda edición del No Berlusconi Day celebrado este sábado en Roma. Y este tipo de explicaciones desde la televisión pública para narrar una manifestación en contra del primer ministro italiano es precisamente uno de los motivos que llevó a congregarse en la plaza de San Giovanni a medio millón de personas, según los organizadores, a 10.000, según la policía.

La manipulación de los medios de comunicación o de los números es preocupante, pero no el tema principal que movió al Popolo Viola a convocar a los italianos a una marcha por Roma bajo el lema Despidámoslo y numerosas pancartas con la cara de Silvio Berlusconi.

Este movimiento ciudadano, nacido en diciembre del año pasado de la primera edición del día sin Berlusconi, presentó un manifiesto dirigido a provocar una refundación del sistema político sustentado en la Constitución.

El propósito de los Viola es claro: conseguir que todos los ciudadanos sean iguales ante la ley, incluidos los políticos; introducir en la legislación una norma que regule el conflicto de intereses, de manera que un empresario no pueda meterse en política; y por último, y como consecuencia: que no surjan más Berlusconis.

A la marcha, que comenzó cerca de las 15.00 horas desde la plaza de la República, se sumaron los partidos Italia de los Valores de Antonio Di Pietro e Izquierda y Libertad de Nichi Vendola, considerado por muchos el Obama italiano.

Más noticias de Internacional