Público
Público

Más de 200 millones de niños trabajan para sobrevivir

En España, la pobreza infantil ha aumentado en dos años un 10% y organizaciones y sindicatos alertan de que podría conllevar a que más menores trabajaran

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cerca de 250 millones de niños en todo el mundo se ven obligados a trabajar para poder subsistir, según han denunciado numerosas organizaciones sociales y sindicales en el Día Mundial contra el Trabajo Infantil.

Concretamente en España, el sindicato UGT afirma que el paro, los recortes y las caídas de la renta están agravando la situación de los ciudadanos y los niños están sufriendo las consecuencias directamente. De hecho, la cara de la pobreza la protagonizan los menores en España, que han desbancado a los ancianos como el colectivo más pobre. Alertan también de que la pobreza infantil ha crecido un 10% en tan sólo dos años.

En esta línea, han querido insistir en la relación que existe entre pobreza y trabajo infantil, pues son las familias con menos recursos en las que se instala el trabajo infantil por necesidad, que además puede conllevar al abandono escolar.

Desde este sindicato se han reclamado medidas a favor del empleo y que permitan conservar el Estado de Bienestar para garantizar una vida más digna y derechos sociales como la sanidad, la educación, los servicios sociales y una renta mínima adecuada.

Además, señalan que otros de los factores que han potenciado la pobreza han sido los nuevos gastos que han tenido que afrontar las familias provenientes de impuestos directos e indirectos que menguan la renta de las familias y repercute en el gasto de los hogares destinados a cubrir la alimentación infantil.

Creen que esta disminución en la renta provoca una compra de alimentos de peor calidad por la presión de la hipoteca, ya que el impago de esta conlleva el riesgo de perder el hogar familiar.

Muchas organizaciones, como Mundo Cooperante, han asumido las reivindicaciones contra el trabajo infantil de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como propias para proteger los derechos de los niños y luchar por la erradicación de esta desigualdad.

Según Mundo Cooperante, cerca de 215 millones de niños trabajan en lugar de recibir educación, por lo que no tiene la oportunidad de acceder a un trabajo 'decente' en su vida adulta. También solicitan 'mayores esfuerzo económicos y mayor voluntad política' para lograr el objetivo primero de la OIT que pretende erradicar, por lo menos, las peores formas de trabajo y la explotación infantil, para 2016.

Kofi, de nueve años, trabaja todos los días en el mercado de Oando Misiones Salesianas recoge varias historias de menores que son explotados y que no tienen más remedio que trabajar para ayudar a sus familias y sobrevivir. Pyale, una niña de Togo, fue vendida a una familia rica 'como esclava doméstica', una historia que se repite con cientos de miles de niños.

Kofi, de nueve años, trabaja todos los días en el mercado de Oando en Porto Novo, Benín, como porteador. Bala es otro niño de ocho años que trabaja haciendo ladrillos en Pessor, La India, donde cada jornada hace 250 con sus manos. Esta organización cuenta con programas concretos para que se mejore la situación de estos niños, de forma que puedan acceder a clases de alfabetización y cursos de formación.