Público
Público

UE Merkel pide desde la Eurocámara un acuerdo rápido del plan anticrisis de la UE

La canciller alemana ha instado a los Estados miembros a superar sus diferencias, hacer concesiones y trabajar en dirección de la solidaridad, "como inversión de futuro".

Angela Merkel este miércoles en Bruselas. | EFE
Angela Merkel este miércoles en Bruselas. | EFE

La canciller alemana ha escogido el Parlamento Europeo como primera parada de su periplo, desde que su país asumiera la presidencia de turno de la Unión el pasado 1 de julio. Ha derrochado europeísmo en el Hemiciclo de la Eurocámara, donde ha hecho un esfuerzo titánico para sacudirse la losa de la austeridad de la última crisis, y ser la nueva abanderada de la solidaridad dentro del bloque.

"Europa no es solo legado, es esperanza y visión de futuro", ha defendido. Lo ha hecho mostrándose más cercana que habitualmente y ha sorprendido a los eurodiputados y eurodiputadas con su melomanía confesa. "La Quinta Sinfonía siempre es nueva, cada vez que la escucho descubro un nuevo matiz que me impresiona, como ocurre con la Unión Europea", ha señalado. "Espero que cale el mensaje de fraternidad", ha añadido.

Merkel ha aterrizado en Bruselas dos días antes de la cumbre europea que debatirá el fondo de recuperación para hacer frente a los estragos económicos del coronavirus. Berlín ha marcado en su agenda la respuesta a la pandemia como máxima prioridad y la canciller espera cerrar este mes el acuerdo sobre el fondo de recuperación de la UE.

Ha insistido en la sede de la Eurocámara que nos encontramos en una situación "extraordinaria y única" y ha defendido el acuerdo franco-alemán dotado con medio billón de euros para sacar del barro a aquellos países más golpeados por la pandemia: Italia y España. Plan que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, asumió y mejoró hasta darle un valor de 750.000 millones de euros. Cantidad que no todos los Estados miembros comparten.

"Se necesitarán cesiones. Nos encontramos en una situación extraordinaria y Alemania está dispuesta a defender una cantidad extraordinaria de 500.000 millones de euros", ha subrayado la canciller. Un mensaje a sus compañeros habituales, los autodenominados frugales -Holanda, Austria, Dinamarca y Suecia-, que siguen pidiendo la reducción del fondo de reconstrucción.

"Alemania ha comprendido la importancia de la solidaridad"

El presidente de la Eurocámara, el socialista David Sassoli, ha dado la bienvenida a Merkel señalando que "Alemania ha comprendido la importancia de la solidaridad europea. Por eso confiamos en que, bajo el liderazgo alemán, el Consejo será capaz de responder a los desafíos que enfrentamos".

Sin embargo, el socialista ha advertido que "para el Parlamento, la propuesta de la Comisión Europea no es un fin en sí mismo, sino la base mínima para empezar". "No podemos ni debemos de retroceder. Lucharemos por el éxito de esta propuesta con todos los medios que tenemos a nuestro alcance", ha añadido.

La canciller alemana ha respondido que "la solidaridad europea no solo es un gesto humanitario, es una inversión sostenible". "No solo constituye un imperativo político, vale la pena porque traerá beneficios", ha reconocido.
Merkel ha aprovechado su discurso para anunciar a los eurodiputados y eurodiputadas la hoja de ruta de su presidencia, que se basa en cinco puntos: la defensa de los derechos fundamentales, la digitalización, la cohesión, la responsabilidad europea en el mundo y la lucha contra el cambio climático.

La alemana ha insistido en que "la dimensión social es tan importante como la económica". "Una Europa justa es vital para que haya cohesión, la receta contra aquellos que debilitan nuestra democracia y quieren poner en tela de juicio el espíritu común", ha sentenciado.

Así, ha reconocido que para romper la cadena de transmisión vírica se ha tenido que restringir libertades en el bloque comunitario en los últimos meses. "Europa ha pagado un precio alto, porque esas libertades han sido gracias al fruto de la lucha de muchas generaciones y no se puede permitir que una pandemia sea excusa para socavar las libertades fundamentales de un país", en clara referencia a Hungría.

Iratxe García ha aplaudido el discurso de Merkel y ha destacado la cualidad de los alemanes de forjar consensos

La portavoz de los Socialistas y Demócratas, Iratxe García, ha aplaudido el discurso de Angela Merkel y ha destacado la cualidad de los alemanes de forjar consensos. "Compartimos valores, compartamos el compromiso en defenderlos y hacerlos realidad", ha pedido.

Dacian Ciolos, de los Liberales, se ha mostrado emocionado tras el discurso de la canciller. "Ambos conocimos otra Europa, la que fue maltratada durante décadas por regímenes comunistas y totalitarios" y ha instado a trabajar por "una Europa fuerte y próspera".

La líder de los Verdes, Ska Keller, ha felicitado con cierta sorna a su compatriota. "Felicidades por apostar por la solidaridad y no por el egoísmo nacional". "Al fin ha llegado, aunque haya tardado demasiado", ha rematado. Keller ha animado a recuperar la confianza de la ciudadanía.

El portavoz de Izquierda Unitaria, Martin Schirdewan, ha subrayado que esta es una oportunidad de oro para Alemania. "En la última crisis Europa pagó los platos rotos con paro juvenil masivo, la privatización de servicios básicos y política de austeridad. Ahora tienen la oportunidad de enmendar los errores del pasado". Además, ha animado a la Eurocámara a hablar de los verdaderos protagonistas de estos días: sanitarios, vendedores o panaderos.

La popular Dolors Montserrat ha apremiado a la canciller a la aprobación del plan de recuperación propuesto por la Comisión Europea. Así, ha insistido en que debe de ir "con reformas nacionales ambiciosas para hacer a España y Europa más competitivas, sin renunciar a la libertad y la igualdad".

Desde Ciudadanos, Luis Garicano ha insistido en la idea de los recursos propios. Ha pedido que no se aplace la devolución de la deuda a siete años y que plante cara al problema creando un sistema de recursos propios para crear un sistema financiero y económico más sólido y próspero. Angela Merkel ha reconocido que "harán falta más reformas, porque no podemos endeudarnos sin límite".

Tras el debate en la Eurocámara, la canciller se ha trasladado al edificio Berlaymont de la Comisión Europea donde ha mantenido una reunión con el presidente del Parlamento, David Sassoli, de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen y del Consejo, Charles Michel. Esta mini cumbre de las cuatro presidencias comunitarias es la antesala del Consejo Europeo que tendrá lugar el 17 y 18 de esta semana, donde los 27 jefes de Estado y de Gobierno se reunirán de nuevo de forma presencial para debatir el futuro del club.

Más noticias de Internacional