Público
Público

Rusia La Policía rusa detiene a la dirigente opositora Liubov Sobol y a más de 800 manifestantes en otra protesta en Moscú

Miles de personas se congregan en una manifestación no autorizada para exigir la inscripción de los candidatos de la oposición en las elecciones locales.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El opositor ruso Ilya Yashin se dirige a sus simpatizantes durante una protesta en Moscú - REUTERS / MAXIM SHEMETOV - EP

La policía rusa detuvo este sábado a la dirigente opositora Liubov Sobol y a 828  manifestantes que se congregaron en el centro de Moscú en una manifestación no autorizada para exigir la inscripción de los candidatos de la oposición para las elecciones a la asamblea legislativa de la capital.

Sobol, jurista del Fondo de Lucha contra la Corrupción, a la que las autoridades electorales negaron la inscripción de su candidatura, fue detenida por agentes antidisturbios cuando se subía a un taxi para dirigirse al lugar de la protesta.

La opositora lleva 20 días en huelga de hambre para exigir la inscripción de su candidatura.

En un vídeo publicado en Twitter puede verse cómo varios agentes con cascos rodean el taxi y uno de los policías saca a empujones del vehículo a la política, a la que luego, en medio de un enjambre de reporteros gráficos, suben a un furgón.

Además, centenares de manifestantes fueron detenidos junto a las plazas Pushkin y Trúbnaya, según pudo comprobar Efe. De acuerdo con la Policía, hasta las 14.30 hora local (13.30 horas en España) un total de 30 personas habían sido detenidas por "alterar el orden público".

En la plaza Trúbnaya, donde se habían concentrado un par de centenares de personas, las fuerzas antidisturbios comenzaron a detener a manifestantes después de hacer llamamientos por altavoces a no obstruir el paso de los viandantes y vehículos.

Las autoridades moscovitas desplegaron un gran dispositivo policial, con empleo incluso de helicópteros, para impedir la manifestación opositora, convocada en el Anillo de los Bulevares, que prácticamente circunvala el centro de Moscú.

La manifestación no autorizada de este sábado es la primera después de la del sábado pasado, convocada por el mismo motivo y que fue disuelta violentamente por la policía. En esa jornada, más de mil personas fueron detenidas, incluidos casi todos los dirigentes que convocaron la protesta y que luego fueron condenados a diversas penas de arresto administrativo. Un Tribunal de Moscú ha confirmado que el viernes 88 personas habían sido detenidas por participar en la protesta del pasado fin de semana, otras 332 multadas y que se habían redactado más de 1.000 hojas de acusaciones.

Las autoridades han llevado a cabo una nueva ronda de detenciones y registros domiciliarios tras la última protesta y han abierto un proceso penal por lo que han denominado "disturbios civiles masivos", delito que se castiga con una pena de hasta 15 años de cárcel.

Los manifestantes reclaman que se permita participar a candidatos independientes en las elecciones locales de Moscú que tendrán lugar el 8 de septiembre. Las autoridades electorales han rechazado a 57 candidatos, incluidos destacados críticos con el Gobierno como Ilia Yashin, Dmitri Gudkov y Liubov Sobol. Estos tres candidatos fueron arrestados cuando se dirigían a participar en la manifestación.

Lyubov Sobol había confirmado hace unos días que las manifestaciones continuarán hasta que las autoridades den marcha atrás. "No se resolverá hasta que entiendan que la gente está exigiendo una representación política que tenga en cuenta su propia opinión y voluntad", dijo

Por su parte, el alcalde de Moscú, Sergei Sobyanin, aliado de Putin, se ha dirigido a la oposición para decirles que no permitirá que su movimiento de protesta sumerja a la capital rusa en la anarquía.

El partido gobernante de Sobyanin está perdiendo apoyos, según las encuestas, principalmente por la mala situación económica en la capital rusa. Rusia Unida ha puesto en marcha una polémica reforma del sistema de pensiones en un momento en el que los salarios bajan y las condiciones de vida están empeorando.

Más de 800 detenidos

La ONG OVD-Info detalló el número de detenidos en cada comisaría de policía, en total 828, e informó de que prácticamente todos ellos fueron puestos en libertad la noche del sábado. Entre ellos había activistas y, según la agencia AFP, también seis periodistas.

"Hay diversas cifras. Las estamos verificando. Pero sabemos fehacientemente que fueron detenidos más de 50 menores de edad", dijo a la agencia Interfax el defensor del Niño de la ciudad de Moscú, Yevgueni Bunimóvich.

Agregó que casi la totalidad de los menores quedaron en libertad y que solo han surgido algunos problemas en los casos en los que sus representantes legales se encontraban fuera de la ciudad.

De momento, la única cifra de detenidos que ha hecho pública la Policía de Moscú es la de "cerca de 600", que difundió el sábado cuando la manifestación aún no había concluido.

Según el Departamento de Sanidad del Ayuntamiento de Moscú, durante la manifestación opositora cinco personas resultaron heridas, entre ellas un agente de la policía, que sufrió la dislocación de un hombro.