Público
Público

La ofensiva israelí sobre Gaza deja ya 72 palestinos muertos

Continúan los ataques por mar y aire de las tropas de Netanyahu mientras la diplomacia internacional, con Egipto como mediador, trata de evitar la invasión por tierra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La muerte de once civiles en Gaza, seis de ellos menores y dos mujeres, marcó el quinto día de la ofensiva israelí. La operación Pilar Defensivo deja ya 72 palestinos fallecidos, muchos de ellos civiles, mientras se multiplican los intentos de mediación a través de Egipto para conseguir una tregua.

Los aparatos de la aviación israelí recrudecieron su ofensiva sobre varios puntos de la franja en la noche del domingo, aparentemente tras una decisión de altos mandos israelíes de ampliar las acciones por aire. Como resultado de esta ofensiva un niño de 8 años perdió la vida en un ataque efectuado por cazabombarderos israelíes contra un complejo de seguridad perteneciente al movimiento islamista Hamás en el norte de la capital de la franja. Además, el portavoz del Ministerio de Sanidad en Gaza, Ashraf al-Quedra, aseguró que, fruto de otro ataque, dos milicianos murieron cuando circulaban en una moto por el barrio Rimal de la ciudad de Gaza.

En uno de los ataques de este domingo, producido en el barrio Naser, en Gaza capital, murieron también cuatro varones, al menos tres de ellos civiles. Se desconoce si el cuarto varón –y supuesto undécimo muerto en el ataque de Naser– es Yahyia Bya, responsable del lanzamiento de cohetes en la milicia de Hamás, presumible víctima hoy de un 'asesinato selectivo' anunciado por el Ejército israelí. Un portavoz militar israelí declinó precisar a Efe si ambos incidentes están vinculados o tuvieron lugar en lugares diferentes, mientras que los vecinos insisten en que los once muertos son civiles y que no había milicianos en la vivienda.

El portavoz del Ministerio de Sanidad en Gaza, Ashraf al–Qedra, afirmó que cinco de los muertos en Naser eran hermanos y cuatro residían en casas cercanas, y que otros treinta palestinos resultaron heridos. 'La masacre de la familia Al Idalu no quedará sin castigo', reaccionaron en un comunicado las Brigadas de Ezedin Al Qassem, brazo armado de Hamás.

El edificio, de cuatro plantas, recibió el impacto de varios misiles lanzados por aviones de guerra F-16, señalaron algunos testigos. Tras el ataque, cientos de hombres salieron a la calle, mientras otros curioseaban desde los balcones y algunos se afanaban en tirar abajo las estructuras peligrosas que habían quedado en pie, según presenció Efe. Dos grúas y una excavadora gigantes sacaban los escombros para destapar los cadáveres, en medio del nerviosismo general. Los amasijos de hierro del edificio, que ha quedado destrozado, se mezclaban con los enseres de la casa: mantas, electrodomésticos y baldosas.

'No entendemos la razón. Dispararon sin avisar. Aquí no vive ningún miliciano. En la casa vivían doce personas', declaró a los periodistas un vecino, Hani. Uno de los primos de la familia, Nahad, calificó lo sucedido de 'terrible'. 'Los israelíes matan a familias civiles (...). Mi primo tenía una tienda de combustibles, no hizo nada malo. Normalmente los drones avisan, pero esta vez no', dijo sobre los aviones no tripulados. En medio de un ataque de rabia, uno de los vecinos comenzó a gritar '¡Alahu Akbar!' ['¡Dios es el más grande!', en árabe], que los presentes comenzaron a corear.

Por su parte, el Ejército israelí señaló a Efe que está 'investigando el incidente'.

Tras el medio centenar de bombardeos de este domingo, el balance de palestinos muertos en la ofensiva Pilar Defensivo alcanza los 69, en torno a la mitad civiles, según el portavoz de Sanidad. De los 25 palestinos muertos este domingo, al menos siete son milicianos, que perecieron en tres ataques aéreos separados en el norte, este y centro de Gaza, según Al Qedra, fuentes médicas y testigos. Dos de ellos fueron abatidos en el campo de refugiados de Yabalia (norte) por un misil lanzado contra el coche en el que circulaban.

La cifra global de heridos supera los 550, un 70% de ellos civiles.

Hasta el momento han muerto tres civiles israelíes por los cohetes lanzados desde Gaza

Por otro lado, el brazo armado de Hamás informó en un comunicado de que sus hombres han disparado contra Israel más de 900 cohetes desde el miércoles, día en que comenzó la ofensiva militar. En una conferencia telefónica con periodistas, el responsable del departamento de Defensa Aérea Activa del Ejército israelí, Zvika Haimovitch, elevó la cifra a un millar, 300 de los cuales fueron derribados en vuelo. Uno de los proyectiles mató el viernes a tres civiles israelíes, las únicas víctimas mortales hasta el momento de los cohetes lanzados desde Gaza. La cifra de israelíes heridos desde que se inició la operación por los cohetes de las milicias de Gaza se elevó a 30, dos de ellos de gravedad al impactar hoy un proyectil contra su coche en la localidad de Ofakim.

La operación continúa en medio de los esfuerzos internacionales, articulados en torno a Egipto, por obtener un alto el fuego que evite una invasión terrestre de Gaza, en preparación de la cual ya han sido movilizados 'decenas de miles' de reservistas de los 75.000 aprobados, señaló al canal 2 de la televisión israelí el portavoz militar, Yoav Mordejai. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aseguró hoy en la reunión de su gabinete que 'el Ejército está preparado para ampliar considerablemente la operación' y 'hacer pagar a Hamás un alto precio' por los ataques con cohetes contra Israel.

Egipto lidera los intentos de mediación para conseguir una tregua

Este domingo, el presidente palestino, Mahmud Abás, envió a la franja al destacado funcionario de la Organización para la Liberación de Palestina, Nabil Shaath, para que participe en los esfuerzos de mediación. Además, una delegación compuesta por cuatro militares israelíes se encuentra desde hoy en El Cairo para tratar con las autoridades egipcias una posible tregua, informó a Efe una fuente de los servicios de seguridad egipcios.

La fuente explicó que los militares israelíes entregaron un borrador de un acuerdo de alto el fuego a los servicios secretos egipcios, que han mediado en anteriores ocasiones entre Israel y Hamás, para ser entregado al líder del movimiento islámico en el exilio, Jaled Meshal, que se encuentra también en El Cairo. Está previsto que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llegue mañana a El Cairo para analizar con las autoridades egipcias la situación en Gaza y los esfuerzos mediadores.