Público
Público

La ONU pide a Rusia y Ucrania el cese inmediato de la actividad militar cerca de la central nuclear de Zaporiyia

La planta contiene unas 1.200 toneladas de combustible y el secretario general de Naciones Unidas teme que pueda suceder una catástrofe.

Central nuclear de Zaporiyia, en Ucrania.
Central nuclear de Zaporiyia, en Ucrania. Victor / Europa Press

La ONU ha pedido este jueves a Rusia y Ucrania que cesen las operaciones militares cerca de la planta nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, para evitar una posible catástrofe en el contexto de la invasión de Putin en su país vecino.

El secretario general, António Guterres, ha señalado que la situación en las inmediaciones de la central es grave y ha pedido que ambos ejércitos detengan las actividades bélicas que puedan poner en peligro su estructura. La planta contiene unas 1.200 toneladas de combustible nuclear.

"Lamentablemente, en lugar de una desescalada (de las hostilidades) en los últimos días hemos visto incidentes muy preocupantes que, de continuar, podrían conducir a un desastre", ha enfatizado Guterres.

El jefe de la ONU también ha agregado que "las instalaciones no deben ser utilizadas como parte de operaciones militares, por lo que hago un llamamiento a las partes para que alcancen un acuerdo urgente a nivel técnico para asegurar el perímetro y establecer la desmilitarización de la zona".

Así, ha calificado a Rusia de "Estado terrorista que tiene como rehenes plantas nucleares" y que está "chantajeando a todo el mundo con posibles desastres", tal y como recoge un comunicado. "Rusia podría provocar el mayor accidente nuclear de la historia con la planta de Zaporiyia", ha advertido.

Más noticias de Internacional