Público
Público

El presidente de Yemen purga la cúpula militar de familiares de Saleh

Cambia a los jefes de la Fuerza Aérea, la zona militar del Este y al responsable de la Guardia Presidencial

EFE

El presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, remodeló este viernes parte de la cúpula militar en un cambio que afectó a varios familiares del ex jefe de Estado Alí Abdalá Saleh, que a partir de ahora ocuparán nuevos cargos en el Ejército.

Según un decreto presidencial difundido en la televisión oficial, Hadi ordenó la destitución del jefe de la Fuerza Aérea del Yemen, Mohamed Saleh al Ahmar, hermanastro del exmandatario, que será reemplazado por el general de brigada aérea Rashed Naser al Yanad.

A su vez, Al Ahmar fue designado asistente del Ministerio de Defensa para Asuntos de Industria Militar. Otro de los parientes de Saleh, el general Mohamed Alí Mohsen al Ahmar, primo del expresidente, que ocupaba la jefatura de la zona militar del Este, fue nombrado subcomandante en jefe del Estado Mayor para Asuntos de las Fuerzas Terrestres.

Asimismo, el decreto establece que un sobrino de Saleh, el general Mohamed Abdalá Saleh, pase de ser responsable de la Guardia Presidencial a jefe de la Brigada 37 de Blindados.

El texto recoge 17 cambios de altos mandos de las Fuerzas Armadas y el nombramiento de nuevos gobernadores en cuatro de las provincias más conflictivas.

Esas provincias son Abian y Maareb, con una importante presencia de la red terrorista Al Qaeda; Taiz, uno de los bastiones de la oposición al expresidente Saleh, y Hadya, escenario de choques entre rebeldes hutíes y salafistas.

El pasado 27 de febrero, Saleh puso punto final a más de tres décadas de mandato con el traspaso del poder al que fuera su vicepresidente, Abdo Rabu Mansur Hadi, de acuerdo con el plan del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG).

Saleh firmó ese plan en noviembre pasado en Riad para dar una salida a la crisis política en la que estaba sumergida el país, escenario de protestas antigubernamentales desde enero de 2011.

La iniciativa del CCG -integrado por Arabia Saudí, Kuwait, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Omán- establece que el nuevo jefe de Estado presida el Yemen por un periodo de dos años, durante el cual se deberá modificar la Constitución y celebrar elecciones generales.

Más noticias de Internacional