Público
Público

Reino Unido Boris Johnson y Jeremy Hunt se disputan la sucesión de May y la gestión del brexit 

El exalcalde de Londres y exministro de exteriores Boris Johnson, que hizo campaña a favor del brexit, y el hombre que lleva ahora esa cartera y que votó por permanecer en el referéndum de 2016 se enfrentan por ser el nuevo líder del Partido Conservador y nuevo Primer Ministro de Reino Unido.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Boris Johnson and Jeremy Hunt. Reuters

La carrera afronta su recta final y ya sólo quedan dos: Boris Johnson y Jeremy Hunt. Uno de ellos se convertirá en algo mas de un mes -salvo que alguno de los dos se retire antes- en el nuevo Primer Ministro británico y el encargado de la gestión del brexit. Son los únicos supervivientes de los diez miembros del Partido Conservador que comenzaron la carrera hace once días.

Como lo ha sido durante todo este tiempo, Boris Johnson es el gran favorito. En la última de las cinco votaciones que se han celebrado hasta quedar sólo dos el exalcalde de Londres y exministro de exteriores ha logrado el apoyo de 160 diputados conservadores, frente a los 77 que respaldan a Hunt, el actual Ministro de Exteriores.

Fuera se ha quedado el antiguo amiguísimo de Johnson y Ministro de Medio Ambiente, Michael Gove -ahora ni se miran a la cara- por tan sólo 2 votos de diferencia. Y ojo porque, como apunta el presentador de BBC 4, Nick Robinson: "No hay pruebas y probablemente nunca las habrá pero los rumores en el Palacio de Westminster son que el equipo de Boris se habría asegurado de que su hombre se enfrentara a Hunt y no a Gove".

Los 160.000 militantes conservadores tendrán que votar a su favorito por correo y el resultado se sabrá a lo largo de la penúltima semana de julio

Nada de eso vale ahora porque a partir de aquí son las bases del partido las que tienen la última palabra. Los 160.000 militantes conservadores tendrán que votar a su favorito por correo y el resultado se sabrá el 22 de julio, sólo unos días antes de que los miembros del parlamento británico se vayan de vacaciones el 25 de julio.

Mucho tienen que cambiar las cosas para que Johnson no acabe coronado pero que nadie piense que Hunt se amilana. En este país, donde los periodistas políticos esperan a los ministros a la puerta de su casa como los de la prensa rosa hacen en España con los famosos, uno de ellos ha pillado a Jeremy Hunt cuando salía a correr sólo unas horas antes de las votaciones de este jueves y el mensaje de Hunt ha ido: "Que gane el mejor. Y ese voy a ser yo".

¿Cuáles son sus planes para el brexit?

Porque ahora toca mirar hacia adelante y ahí está el brexit para recordárselo. El próximo 31 de octubre termina la extensión que los líderes de la UE concedieron a Theresa May y no queda mucho tiempo para reaccionar.

El próximo 31 de octubre termina la extensión que los líderes de la UE concedieron a Theresa May

Johnson vende que él es el único capaz de defender los intereses de los partidarios del brexit y que éste debe ser una realidad el 31 de octubre con o sin acuerdo. Confía en el poder de su personalidad -lo que otros llamarían soberbia- para arañar nuevos compromisos a Bruselas diciendo que "la manera de conseguir un buen acuerdo es prepararse para un no acuerdo" y que añade que si no le convencen las condiciones de la UE, Reino Unido no debería pagar los 44 millones de la factura de divorcio.

En 2016 Hunt hizo campaña y votó por permanecer en la Unión Europea pero ahora cree que el brexit debe ser una realidad aunque no parece dispuesto a pillarse los dedos con nada; de ahí que sus promesas sean un poco de todo y de nada. Hunt se ha mostrado partidario de mandar un nuevo equipo de negociadores a Bruselas y asegura que, si no vuelven con novedades, no descartaría una salida sin acuerdo. Pero ojo, que tampoco descartaría pedir una nueva extensión.

Si a Hunt le miran con recelo cuando llegue a la Comisión Europea a pedir ayuda, que no se extrañe porque por allí no tiene muchos amigos; en 2018 ya tuvieron que llamarle la atención por haber comparado la Unión Europea con la Unión Soviética durante un discurso en una conferencia del Partido Conservador.

Así que Hunt se presenta como el favorito para los conservadores que temen el brexit sin acuerdo y Johnson como el candidato ideal para los que sólo piensan en irse de una vez.