Público
Público

El temporal sacude el transporte británico y francés

Decenas de vuelos cancelados y graves dificultades para el tráfico marino. La situación podría agravarse con vientos más fuertes.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El temporal que barría el lunes Francia y Gran Bretaña ha afectado a la red de transporte en estos países, obligando a cancelar decenas de vuelos y dejando barcos en dificultades, una situación que podría agravarse con vientos más fuertes a lo largo del día.

Centrado en el noroeste de Francia y el sur de Gran Bretaña, el mal tiempo perturbó el funcionamiento del transporte marítimo en el canal de la Mancha.

El puerto inglés de Dover permanecía cerrado el lunes por la mañana debido a las ráfagas de viento, que llegaron a alcanzar los 130 kilómetros por hora.

Artemis, un barco de pabellón holandés y 88 metros de eslora, encalló en las costas francesas, sin causar víctimas ni polución, mientras que un petrolero sueco que transportaba gasóleo quedaba en apuros en la costa de la isla de Wight, en el sur de Inglaterra.

Al alba se registraron vientos de más de 110 km/h con un mar embravecido, según la prefectura marítima del Atlántico, en la localidad francesa de Brest.

Inglaterra colapsada 

Los vientos, que oscilan entre 80 y 130 km/h, y la caída de fuertes lluvias alteraron las redes de transporte viarias, aéreas y ferroviarias en Inglaterra y en Gales. Escocia, por su parte, se encuentra bajo amenaza de una tempestad de nieve.

La compañía aérea británica British Airways anuló unos 40 vuelos en los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick.

La autopista de circunvalación londinense M25, quizá la de mayor afluencia del país, estaba cortada por varias crecidas localiadas.

Se temen inundaciones en el sur de Inglaterra, aunque por ahora no ha habido problemas significativos.

La caída de árboles alteró la red férrea en el sur de Gran Bretaña, donde unas 10.000 viviendas se encuentran privadas de suministro eléctrico.

Según el servicio meteorológico británico Met Office, los vientos de mayor intensidad se registrarán por la tarde.

Problemas en el continente 

Mientras que en el Reino Unido no hay que lamentar víctimas, en Francia prosigue la búsqueda de un hombre de 26 años desaparecido el domingo y los bomberos trabajan a marchas forzadas para atender las numerosas llamadas de socorro recibidas.

En Bélgica también se han cerrado redes viarias de acceso a Bruselas por precaución, lo que ha causado 'enormes dificultades' en el tráfico.

Según el centro meteorológico Météo France se trata de una tormenta invernal clásica. 'Es una fuerte tempestad de finales del invierno', un fenómeno 'clásico' en esta estación, explicó Emmanuel Bocri, un especialista en previsión meteorológica de ese organismo.

Simon Hughes, responsable regional de la Agencia de Medio Ambiente británica, calificó, por su parte, el temporal de 'potente conjunción de vientos violentos, mar gruesa y mareas importantes a partir de esta noche hasta el miércoles'.