Público
Público

Canadá Trudeau, víctima de la desinformación: manipulan un vídeo para tergiversar sus palabras

En el clip alterado se intenta hacer ver que el mandatario ha defendido que seguirá "atacando y limitando los derechos fundamentales" cuando justamente ha alegado lo contrario.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.
El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau. Blair Gable / Reuters

La gestación y divulgación de un bulo no solo ocurre en España, como le ha pasado al ministro de Consumo, Alberto Garzón. En Canadá, su primer ministro, Justin Trudeau, ha sido víctima, especialmente por parte de cuentas que comparten contenido negacionista, de una una manipulación de sus declaraciones extraída de unas palabras descontextualizadas del representante en una entrevista con la agencia The Canadian Press

En el clip alterado se intenta hacer ver que el mandatario ha defendido que seguirá "atacando y limitando los derechos fundamentales" de los canadienses aprovechándose de la situación generada por la pandemia de la covid-19, tal y como ha recogido la agencia Reuters. Al igual que ocurre aquí, una de las líneas de ataque de muchos usuarios de Twitter ha sido afirmar que Trudeau trata de imponer un "régimen comunista".

Hasta tal punto ha llegado la falsedad que la propia red social ha especificado en los vídeos compartidos sacados de contexto que se trata de un "contenido multimedia manipulado". En el siguiente tuit, en la parte inferior a la izquierda se puede apreciar el aviso añadido por la plataforma.

No obstante, la realidad es justo la contraria. Trudeau defendía la posición de su padre, Pierre Trudeau, crítica con una cláusula que permite que se vulneren derechos fundamentales recogidos en la Constitución del país. En su intervención, el representante opina de forma negativa de la cláusula "notwithstanding" de la Carta de Derechos y Libertades, que forma parte de la Constitución de 1982, actualmente en vigor. Esta normativa permite al Parlamento nacional o a una asamblea de provincia aprobar leyes que no pueden ser derogadas, incluso, cuando sean declaradas inconstitucionales.

Los extractos visuales manipulados recortan la parte relevante de su intervención, referida a cuestionar esta cláusula. Lo que realmente ha dicho el primer ministro es lo siguiente: "Lo que la cláusula 'notwithstanding' defiende es que a pesar de que estemos atacando o limitando sus derechos fundamentales, y aunque la Constitución diga que eso está mal, seguiremos adelante y lo haremos".

Estas palabras, además, no están relacionadas con la crisis de la covid-19, sino con una polémica expulsión de una profesora por usar el hiyab en una escuela de Chelsea, Quebec, por supuestamente haber cometido una violación de la ley de secularismo de esa provincia. El Gobierno de Quebec se acogió a la cláusula 'notwithstanding' de manera preventiva para evitar que los tribunales derogaran la ley, que podría ser contraria a la libertad de conciencia y religión. 

Más noticias de Internacional