Público
Público

Trump asegura a los jóvenes sin papeles que no deben preocuparse porque él tiene “un gran corazón”

El presidente estadounidense ha ofrecido una entrevista en la cadena 'ABC News' y ha explicado que a pesar de que Peña Nieto insista en que su país no pagará la construcción del muro, acabará haciéndolo en unos meses

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

El presidente de EEUU, Donald Trump. - REUTERS

MADRID.- “No quiero cambiar demasiado” es la respuesta que ha dado Donald Trump cuando se le preguntó si estos primeros días como presidente lo cambiado. Tan solo han pasado seis días desde la toma de posesión de Donald Trump como nuevo presidente de los Estados Unidos y ya comienzan los cambios en la Casa Blanca. En una entrevista concedida a ABC News, Trump intentó “calmar” a los jóvenes indocumentados residentes en EEUU, a menudo llamados “dreamers” (soñadores), explicando que no deben tener miedo ya que tiene “un gran corazón”.

A la pregunta de David Muir, entrevistador de la cadena estadounidense, de si deben contar con ser deportados, el presidente recién investido explicó que esa es una cuestión de la que podrá hablar “en cuatro semanas”.

El muro que separará Estados Unidos y México para cortar el “flujo de drogas y personas” será financiado, en un principio, con los impuestos de los ciudadanos estadounidenses a los que les será devuelto el dinero debido a que “el muro lo pagará México”.

Aunque Peña Nieto ha negado que México vaya a pagar el muro Trump explica que “tiene que decir eso”. “Lo que voy a hacer es bueno para Estados Unidos y México y pagarán por el muro dentro de unos meses”.

El presidente sostiene que entre dos y cinco millones de votos proceden de procesos fraudulentos

En relación a las elecciones, el presidente sostiene que entre dos y cinco millones de votos proceden de procesos fraudulentos como personas inscritas que “están muertas, es ilegal o está inscrita en dos estados” o más. Muir, de ABC News, plantea que quizás afirmar que las elecciones han sido fraudulentas desde el puesto de presidente puede “minar su credibilidad”.

No obstante, el presidente republicano asegura que ninguno de los votos de procedencia ilegal estaba destinado a él y que podría haber ganado en voto popular si hubiese sido su objetivo, haciendo campaña en estados en los que no estuvo, pero, al fin y al cabo, lo que cuenta es quien gana en el colegio electoral.

“El mundo es un desastre total”, afirmó. “Echa un vistazo a lo que está sucediendo con Alepo. Echa un vistazo a lo que está sucediendo en Mosul. Echa un vistazo a lo que está sucediendo en el Medio Oriente. Y la gente está huyendo y van a Europa y están por todas partes”.

Con respecto al yihadismo, Trump enfatizó que “deberíamos haber guardado el aceite cuando salimos”. “Si nos hubiéramos llevado el petróleo, no existiría el ISIS porque se alimentan con el petróleo. Ahí es donde obtuvieron el dinero. Consiguieron el dinero al salir - cuando salimos, dejamos Irak, que no era un gobierno”.

El presidente Trump, además, ha vuelto a atacar el Obamacare y aseguró que nadies estará “muriendo en las calles” mientras él sea presidente. “Antes de Obamacare un montón de gente estaba muy, muy feliz con su atención de la salud. Obamacare es un desastre”. Por ello el presidente planea “idear un nuevo plan que va a ser mejor a un costo menor”.