Público
Público

Trump sugiere que el FBI pudo colocar pruebas falsas durante el registro en su mansión de Florida

El empresario ha acusado al Gobierno de Joe Biden de estar detrás de esta operación.

10/08/2022. Donald Trump en su llegada a la Torre Trump en Nueva York, a 10 de agosto de 2022.
Donald Trump en su llegada a la Torre Trump en Nueva York, a 10 de agosto de 2022. David 'Dee' Delgado / REUTERS

Donald Trump ha sugerido que el FBI pudo colocar pruebas falsas durante el registro de Mar-a-Lago, su mansión en Florida, para tratar de incriminarle, aunque no ha ofrecido ningún tipo de evidencia al respecto. En redes sociales, el empresario se ha quejado de que los agentes no permitieron a nadie, ni siquiera a sus abogados, acercarse a las estancias del domicilio.

Trump ha explicado que los federales pidieron a todo el mundo abandonar el lugar, para que así los agentes se quedaran "solos" y "sin testigos". De esta manera, el multimillonario ha sembrado la duda sobre la actuación del FBI y las posibles pruebas obtenidas. El empresario, además, ha acusado a Joe Biden de estar detrás de esta operación que "tiene fines políticos".

Ni el FBI ni el Departamento de Justicia han dado aún declaraciones explicando el motivo de la redada. A la espera de conocerse algún detalle o explicación oficial, numerosos dirigentes republicanos, incluida la dirección del partido, han arremetido contra el "abuso de poder" de los demócratas.

El propio Trump, sin embargo, tampoco ha hecho pública la orden de registro que los agentes presentaron para acceder a su vivienda. La investigación federal indaga el posible robo de documentos clasificados cuando el empresario abandonó la Casa Blanca.

Mientras, el Gobierno de Biden ha asegurado que el presidente no estaba avisado del registro y se enteró por los medios de comunicación, al tratarse de una investigación "independiente". Christina Bobb, una de las abogadas de Trump, ha dicho en varias entrevistas que estaba en Mar-a-Lago cuando se produjo la redada y que el FBI se llevó aproximadamente doce cajas de la residencia.

El expresidente tiene abiertos varios frentes legales, incluido un caso civil sobre las prácticas empresariales de su compañía por el que hoy compareció en Nueva York, donde ha optado por guardar silencio y no responder a las preguntas de los fiscales. 

Más noticias de Internacional