Público
Público

Trump se acoge a la quinta enmienda y guarda silencio en el interrogatorio sobre sus negocios

Las pesquisas judiciales son por la vía civil, por lo que que no podrían presentar cargos criminales contra el empresario.

10/08/2022. El expresidente de Estados Unidos Donald Trump en un acto político en el Gaylord Opryland Resort & Convention Center de Nashville, Tennessee, a 18 de junio de 2022.
El expresidente de Estados Unidos Donald Trump en un acto político en el Gaylord Opryland Resort & Convention Center de Nashville, Tennessee, a 18 de junio de 2022. Brian Cahn / EUROPA PRESS

Donald Trump se ha acogido a la quinta enmienda para así no responder a las preguntas de la fiscal de Nueva York, Letitia James, quien está llevando a cabo una investigación civil acerca de las prácticas comerciales y el negocio inmobiliario de la familia del empresario.

Trump, a través de las redes, ha explicado que, bajo el consejo de su abogado, se negué a responder las preguntas en virtud de la Constitución de EEUU. El republicano ha alabado la quinta enmienda, ya que considera que no le quedaba "otra opción" ante lo que considera un ataque "sin fundamento" y "político" que está afectando a su familia y a sus negocios.

Las pesquisas judiciales tratan de averiguar si la Organización Trump infló el valor de sus bienes para poder obtener préstamos bancarios. Mientras que en paralelo, la compañía trataba de reducir ese mismo valor con la intención de pagar menos impuestos. La investigación es por la vía civil, por lo que no podrían presentar cargos criminales contra la familia Trump.

James lleva dirigiendo tres años esta investigación y, según las últimas señales, podría estar por fin en su fase final. Tres de los hijos del empresario, Eric, Donald Jr. e Ivanka, ya habían sido entrevistados por la oficina de la fiscal por su papel en el negocio familiar.

Trump, por su parte, ha peleado con uñas y dientes en los tribunales para no tener que testificar ni entregar documentos personales en el marco de este proceso. Finalmente, ha sido obligado por la Justicia, que llegó a imponerle multas por no cumplir con lo dictado. En principio y según lo que ha trascendido durante el proceso, si la Fiscalía presenta una demanda ésta acusaría a la compañía de Trump de inflar de forma fraudulenta el valor de sus propiedades a la hora de obtener préstamos bancarios.

Antes del interrogatorio, Trump no ha dudado en calificar de "racista" a la fiscal encargada del caso. El expresidente de EEUU, a través de sus redes sociales, ha asegurado que estaba sufriendo una "caza de brujas" y que el país es una "república bananera".

El testimonio de Trump se ha producido dos días después de que el FBI registrara su domicilio de Mar-a-Lago, en Florida. Se trata de una investigación federal ajena a este caso que indaga sobre el posible robo de documentos clasificados cuando el empresario abandonó la Casa Blanca.

Más noticias de Internacional