Público
Público

Moción de censura en Grecia Tsipras supera una moción de censura provocada por el nombre de Macedonia

Los conservadores de Nueva Democracia fracasan en su intento de hacer caer el Gobierno de Syriza a raíz del acuerdo entre Grecia y Macedonia para que la exrepública yugoslava pase a llamarse República de Macedonia del Norte

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, conversa con el ministro de Exteriores,Nikos Kotzias, durante la moción de censura en el Parlamento griego.- REUTERS

El Gobierno del primer ministro de Grecia, el izquierdista Alexis Tsipras, ha superado este sábado una moción de censura presentada por los conservadores en protesta por el compromiso alcanzado con Skopje sobre el futuro nombre de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM).

La moción que requería la mayoría absoluta de 151 votos recibió el respaldo de 127 de los 280 diputados presentes (sobre una cámara de 300), mientras que 153 parlamentarios de la coalición gubernamental votaron en contra.

Un diputado de los nacionalistas Griegos Independientes (ANEL), socio de la coalición de Tsipras, votó a favor y fue expulsado de inmediato del grupo.

Tsipras acusó a la oposición de que con su rechazo al acuerdo con el Gobierno Skopje "abre una Caja de Pandora" y "legitima" el nacionalismo extremo, todo con el único propósito de ver caer el Gobierno. "Lo último que le preocupa a (Kyriakos) Mitsotakis son los argumentos que menciona en la moción de censura", dijo el primer ministro griego.

Tsipras acordó con su homólogo macedonio, Zoran Zaev, que ARYM pasaría a llamarse República de Macedonia del Norte una vez que supere el complicado proceso de ratificación en ambos países, que se firmará este domingo en el Lago Prespa, en la frontera entre Grecia, ARYM y Albania.

Agregó que a Mitsotakis "tampoco le interesa el fortalecimiento de la posición internacional del país, ni la recuperación de la economía, ni la reestructuración de la deuda. Lo único que busca es la caída del Gobierno antes de dejar el programa de rescate en el que ustedes metieron al país".

La moción fue presentada por la conservadora Nueva Democracia por considerar que el Gobierno no tiene legitimidad para firmar el acuerdo con Skopje sin contar con el plácet del Parlamento ni tan siquiera con el de su socio de coalición.

El líder de Nueva Democracia, Kyriakos Mitsotakis, criticó a Tsipras por no haber buscado el consenso de las restantes fuerzas políticas y apeló a todos los diputados contrarios al acuerdo a votar a favor de la moción de censura.