Público
Público

Venezuela Maduro rechaza las elecciones presidenciales, pero se muestra abierto a unas legislativas

El presidente venezolano insiste en que está dispuesto a sentarse con la oposición para dialogar sobre "la paz y el futuro". 

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Protesta a favor de Maduro en Buenos Aires. / JAVIER CAAMAÑO (EFE)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, consideró hoy que "sería muy bueno" adelantar las elecciones legislativas que deben celebrarse en 2020 como forma para salir de la crisis que vive el país, pero reiteró su rechazo a convocar comicios presidenciales.

"Sería muy bueno que hubiera elecciones adelantadas para el Parlamento venezolano, sería una buena forma de debate político y una solución con el voto popular", señaló Maduro en una entrevista a la agencia rusa RIA Nóvosti.

"Yo estaría de acuerdo en que se adelanten, a través de un decreto de la Asamblea Nacional Constituyente, las elecciones de la Asamblea Nacional y eso sirva como válvula de escape a la tensión que el golpe de Estado imperialista le ha metido a Venezuela", sostuvo el mandatario en la entrevista.

Maduro también se mostró dispuesto a sentarse con la oposición para dialogar sobre "la paz y el futuro" del país: "Estoy listo, con una agenda abierta, para sentarme con sectores de la oposición para hablar del bien de Venezuela, de la paz y del futuro", dijo el mandatario venezolano.

Lo hizo después de que el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, se autoproclamara "presidente encargado de Venezuela" con el respaldo de EEUU y varios países latinoamericanos.

​Maduro: "No aceptamos el ultimátum de nadie"

​"No aceptamos el ultimátum de nadie en el mundo, ni aceptamos el chantaje. En Venezuela ha habido elecciones presidenciales, ha habido un resultado y si el imperialismo quiere nuevas elecciones que espere para el 2025", ha sostenido, en referencia a los comicios celebrados el pasado mayo y en los que la oposición no concurrió.

En opinión de Maduro, desconocer los resultados de las presidenciales "es un despropósito del grupo de países alineados como satélites a la política de Donald Trump". El ultimátum al que se refería el líder venezolano  ha sido dado por España y otros países europeos, que han amenazado con reconocer a Guaidó.

El líder venezolano cree que Trump ordenó asesinarlo

También ha acusado al presidente de Estados Unidos de haber firmado su sentencia de muerte: "Sin lugar a dudas, Donald Trump ha dado la orden de matarme y le ha dicho al Gobierno colombiano y a las mafias de la oligarquía colombiana que me maten".

En este sentido, ha subrayado que "si a mí me pasara algo algún día, serían Donald Trump y el presidente de Colombia, Iván Duque, los responsables". Y concluyó con un vaticinio: "Mientras tanto me seguiré protegiendo. Tenemos buenos sistemas de protección, buena asesoría mundial y, además, tenemos la protección mayor y la protección de nuestro Dios creador, que me va a dar larga vida".