Público
Público

Vivienda Bruselas obliga por primera vez a un propietario a vender su casa tras diez años desocupada

"La ciudad está dispuesta a dialogar siempre, pero también quiere dirigir un mensaje fuerte a los propietarios que especulan", ha afirmado el alcalde de Bruselas.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 4

Firma de un contrato, en una imagen de archivo. 

La ciudad de Bruselas ha obligado por primera vez a un propietario a vender su casa, situada en el centro de la capital y que llevaba casi diez años desocupada, una decisión considerada como una "señal fuerte" con la que las autoridades locales pretenden combatir el exceso de viviendas vacías y la dificultad de encontrar alojamiento.

"La venta forzada parecía el último recurso para poner fin a la ocupación de un bien. Queremos dar una señal fuerte. No es tolerable que haya viviendas vacías cuando sabemos que es cada vez más difícil para parte de la población de Bruselas encontrar alojamiento", dijo este lunes la concejal de Urbanismo de la capital, Ans Persoons. El inmueble, de tres plantas, salió a venta pública el pasado 21 de marzo, informó la agencia Belga.

El alcalde de Bruselas: "Un mensaje fuerte a los propietarios que especulan" 

Persoons, que pertenece a la plataforma ciudadana Change Brussels, firmó el pasado miércoles un acto notarial en el marco de la venta forzada del bien, que puso fin a un proceso que comenzó en 2011, cuando Bruselas introdujo una acción para rehabilitar el inmueble, sobre la base del Código de Vivienda de Bruselas. Ese procedimiento permite al tribunal de primera instancia obligar al propietario a poner fin a la falta de ocupación del bien.

Pese a las medidas adoptadas, el inmueble se ha mantenido vacío durante casi una década. "La ciudad está dispuesta a dialogar siempre, pero también quiere dirigir un mensaje fuerte a los propietarios que especulan", dijo por su parte el alcalde de Bruselas, el socialista Philippe Close.

La ciudad de Bruselas dispone de una larga lista de bienes abandonados, desocupados o sin terminar de construir y sobre los que quiere que se tomen medidas. Algunos son objeto de una imposición fiscal creciente, para convencer a los dueños de poner fin lo antes posible a la situación.