Público
Público

Yihadismo El autor del atentado de Estrasburgo fue condenado 27 veces por delitos comunes y se radicalizó en la cárcel

Identificado como Cherif Chekatt, de 29 años y nacido en Estrasburgo, el atacante, al que busca la Policía francesa, pasó por prisión en Francia, Alemania y Suiza. Cuatro personas del entorno del sospechoso han sido detenidas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fotografía difundida por la Policía francesa del presunto autor del ataque.- EUROPA PRESS

Poco a poco se van conociendo más detalles sobre el autor del ataque de  Estrasburgo que el martes por la noche causó dos muertos y dejó a otra persona en estado de muerte cerebral. La Policía Nacional de Francia ha publicado este miércoles su fotografía y descripción. La ficha recoge que el hombre, Cherif Chekatt, tiene 29 años, mide 1,80 y tiene "corpulencia normal, cabello corto, barba ocasional, tono de piel moreno y una marca en la frente". "Es un individuo peligroso. Sobre todo no intervenga por su cuenta", ha alertado.

Según la revista alemana Der Spiegel, el terrorista, cumplió penas de cárcel por delitos comunes en varios países Europeos, entre ellos Alemania, de donde fue expulsado a Francia en 2017. Según esta información, Chekatt tenía antecedentes penales tanto en Alemania como en Suiza y Francia, su país natal, aunque al parecer por delitos comunes tales como robos con fuerza. Ese extremo fue corroborado poco después por el fiscal antiterrorista francés, Rémi Heitz, quien informó de que Chekatt ha sido condenado 27 veces, la mayor parte de ellas en Francia, pero también en Alemania y en Suiza, siempre por robos y por actos violentos.

En Francia había sido condenado a una pena dos años de cárcel, en 2008, a lo que siguió otra sentencia a un año y medio de prisión en Suiza y luego otra a dos años y tres meses en Alemania, por robar en una consulta médica y una farmacia. Tras cumplir la condena en Alemania fue expulsado a Francia, el 27 de febrero de 2017, informa Der Spiegel, medio según el cual las autoridades francesas habían emitido una orden internacional de detención.

Un gendarme francés vigila una calle del centro de Estrasburgo. (CHRISTIAN HARTMANN | REUTERS)

Según Der Spiegel, Chekatt no constaba en los archivos policiales alemanes como presunto radical peligroso, sino únicamente relacionado con delitos comunes, pero según el fiscal francés, fue precisamente en prisión donde se produjo su radicalización islámica y donde comenzó a practicar un proselitismo religioso. De hecho, el fiscal Rémi Heitz ha hecho un pormenorizado relato de lo acontecido en la noche del martes. Heitz ha contado a los periodistas que, según los testimonios recogidos, el atacante gritó "Allahu akbar" ("Alá es el más grande")

Heitz indicó que Chekatt, nacido en Estrasburgo hace 29 años, profirió proclamas islamistas durante su recorrido por las calles del centro de Estrasburgo mientras sujetaba una arma automática y un cuchillo, con lo que atacó atacó a varios viandantes. Posteriormente, añadió Heitz, se enzarzó en un tiroteo con cuatro militares del dispositivo antiterrorista que patrullaban por la ciudad, que respondieron y le hirieron en un brazo.

Pero Chekatt logró escapar y tomó un taxi, y pidió que le condujera al barrio de Neudorf, sin especificar una dirección correcta. En el camino, señaló el fiscal, el sospechoso, que iba dirigiendo al taxista, le confesó haber disparado y haber matado "a diez personas", al tiempo que justificó su acto. También reveló al taxista que la policía había registrado esa misma mañana su domicilio y que había hallado en él una granada, lo que permitió a los investigadores identificarle rápidamente.

Tras bajar del taxi se cruzó con un grupo de agentes de policía, con quienes mantuvo un tiroteo, aunque logró escapar y desde entonces está siendo buscado por la policía. Mientras se ha desplegado un gran dispositivo de búsqueda del fugitivo, incluidos registros en lugares que frecuentaba, la policía francesa ha detenido a cuatro personas del entorno del presunto autor del tiroteo.