Público
Público

Álvarez de Toledo y Javier Iglesias Álvarez de Toledo asegura que mantendrá ante el juez que el padre de Iglesias es un "terrorista"

La portavoz del PP ha argumentado que el propio Iglesias reconoció que su padre fue militante del FRAP, a lo que Javier Iglesias asegura que su "pasado terrorista se reduce a haber repartido tres panfletos del Primero de Mayo".

La portavoz del Partido Popular, Cayetana Álvarez de Toledo, durante la sesión del control al Gobierno en el Parlamento. / Europa Press / Archivo
La portavoz del Partido Popular, Cayetana Álvarez de Toledo, durante la sesión del control al Gobierno en el Parlamento. / Europa Press / Archivo

Público/europa press

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha asegurado este viernes que se "reafirma" en sus palabras y en su derecho de "decir la verdad" y ha subrayado que así lo defenderá ante cualquier instancia judicial, después de conocer que Francisco Javier Iglesias Peláez el padre del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha presentado una demanda contra ella por llamarle terrorista.

En concreto, Francisco Javier Iglesias ha demandado a Álvarez de Toledo tras afirmar en sede parlamentaria que el líder de Podemos es "hijo de un terrorista". En el escrito al que ha accedido Público, fechado el 17 de junio, Iglesias Peláez asegura que las palabras de la portavoz del PP vulneran su derecho al honor: le reclama una indemnización de 18.000 euros, así como que se publique la sentencia "a su costa" en "dos diarios de tirada nacional", y que corra con las costas del procedimiento.

"Me reafirmo con toda claridad en mis palabras", ha asegurado Álvarez de Toledo a Europa Press pocos después de conocer esa demanda del padre de Pablo Iglesias, quién ya anunció en el mismo Pleno del Congreso que iba a recomendar a su padre que emprendiera acciones legales contra ella.

Irá al TC para que se mantenga en el Diario de Sesiones 

Además, Álvarez de Toledo ha confirmado que llevará al Tribunal
Constitucional la "insólita" decisión de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, de "retirar" sus palabras del Diario de Sesiones. Hace dos semanas ya avisó que no iba a aceptar que sus palabras figuren "entre corchetes" porque la palabra de un parlamentario no puede estar "secuestrada".

"No parece que calificar como terrorista al padre de un oponente político forme parte de sus funciones parlamentarias", añade Iglesias Peláez

El padre del Vicepresidente Segundo del Gobierno no cree que las prerrogativas constitucionales que blindan a los diputados -artículo 71.1- sirvan para proteger a Álvarez de Toledo en este caso, ya que enmarca sus palabras en una actuación "externa a la actividad parlamentaria". "No parece que calificar como terrorista al padre de un oponente político forme parte de sus funciones parlamentarias", abunda.

Ha reiterado este viernes que al decir "hijo de terrorista" "no expresaba una opinión, sino un hecho". "No se pueden calificar de calumnia, sino que son una descripción", ha manifestado la portavoz del Grupo Popular, que considera que el propio Iglesias reconoció en un artículo que su padre fue militante del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP), un grupo terrorista de signo comunista que operó en la Transición. Pero la demanda recuerda que "Javier Iglesias ya había aclarado su concreto papel en el F.R.A.P.", en el juicio contra Tertsch.

Iglesias Peláez explica en una entrevista con Público que durante su militancia en el FRAP fue encarcelado por repartir propaganda. "Todo mi pasado terrorista se reduce a haber repartido tres panfletos del Primero de Mayo". También precisó que él ya no estaba entre sus filas cuando el FRAP cometió acciones violentas.

Álvarez de Toledo ha señalado además que está "a plena disposición de cualquier instancia judicial" que esté analizando este asunto, donde, según ha dicho, defenderá su "derecho a decir la verdad" como todo parlamentario o todo ciudadano.

Aceptaría incluso el suplicatorio aunque no sea el caso

Asimismo, ha asegurado que en el supuesto de que este asunto requiriese un suplicatorio, que no es el caso al ser por la vía civil, pediría a sus compañeros del Partido Popular y a los demás diputados que votasen a favor.

"Aunque no es el caso, si lo fuera, pediría a mis compañeros que votaran a favor del suplicatorio", ha abundado Álvarez de Toledo, que ha insistido en que ella quiere defender su "derecho a decir la verdad en cualquier instancia".

Más noticias de Política y Sociedad