Público
Público

Asamblea Federal de IU Garzón afirma que no aliarse con Podemos "habría llevado a la desaparición" de IU

La coalición de izquierdas arranca este sábado la maquinaria de su XII Asamblea Federal, tras el "hito histórico" de entrar en el Gobierno.

Pablo Iglesias y Alberto Garzón./Europa Press
Pablo Iglesias y Alberto Garzón./Europa Press

Izquierda Unida celebrará su XII Asamblea Federal en un momento dulce. La coalición de izquierdas ha organizado este sábado su Asamblea Político y Social, y en este marco espera arrancar la maquinaria para su próximo congreso, previsto para el fin de semana del 12 de junio. 

La última Asamblea Federal tuvo lugar en 2016, por lo que es obligado celebrar otra en 2020, si bien es posible que las elecciones catalanas, de convocarse finalmente, podrían forzar el retraso de esta convocatoria.

Público ha accedido al informe de gestión que leerá el sábado el coordinador federal de la organización, también ministro de Consumo, Alberto Garzón. En él  destaca el espacio hoy ocupado por IU, "una organización que algunos daban por amortizada", en el Gobierno de coalición. "Supone un hito histórico en los últimos 85 años a nivel simbólico e institucional", reza.

"En ningún lugar estaba escrito que nuestra organización sobreviviría a la explosión del sistema de partidos y, mucho menos, que jugaría un papel protagonista"

El texto también defiende la confluencia con Unidas Podemos: era la estrategia correcta, como ha "confirmado el tiempo", sostiene. De hecho, llega a afirmar que la alternativa, esto es, que hubieran concurrido a las últimas citas electorales por separado, "habría llevado a la desaparición" de Izquierda Unida.

El encuentro en el que convocarán su congreso, que tendrá lugar en Madrid tras un acto conjunto del Espacio Confederal, servirá a Garzón para defender la transformación de IU. De ser una organización "con un funcionamiento de partido clásico", según su diagnóstico IU ha pasado a ser "más democrática, transparente y con mecanismos efectivos de participación colectiva".

 El balance del ciclo político electoral de 2019 es, según este informe, "satisfactorio", entendiendo "las dificultades de la fase política", y pese a que han perdido cargos públicos en el Congreso y en el Parlamento Europeo: el recuento menciona "Dos eurodiputados, 2.369 concejales, 11 parlamentarios autonómicos (dos más que en 2015 tras recuperar nuestra presencia en cinco Comunidades), tres diputados estatales (más dos diputados por las confluencias) y un Ministerio".

"En ningún lugar estaba escrito que nuestra organización sobreviviría a la explosión del sistema de partidos y, mucho menos, que jugaría un papel protagonista en la construcción colectiva de la historia de nuestro país", abunda el texto.

En esta línea, IU presume de gozar "de un espacio mediático más ostensible" que en otras épocas, incluso cuando eran "la tercera fuerza política del país". También reconoce que su "capital simbólico se ha debilitado en el imaginario colectivo de la ciudadanía", y por eso aboga por fortalecer la organización.

Además, previsiblemente el coordinador federal sacará pecho por la reducción de la deuda que lastra a la coalición. A esta tarea han dedicado el 42% de los ingresos, para rebajarla en cuatro millones de euros (pasa de 11 a 7 millones).

Fortalecer IU es reforzar Unidas Podemos, "la estrategia correcta"

En otro orden de cosas, IU reconoce que el espacio de Unidas Podemos "viene menguando desde 2016", aunque ha logrado resistir a "innumerables ataques sin precedentes". Fortalecer IU, incide, pasa por fortalecer el espacio confederal.

“La unidad es el único camino, primero por el bien de las familias trabajadoras de nuestro país y, segundo, por el de nuestra organización”

"Fortalecer la IU movimiento político y social no significa, en ningún caso, un fortalecimiento en clave corporativa, esto es, anteponiendo los intereses partidistas a los del conjunto del espacio y de las familias trabajadoras. Fortalecer la IU movimiento político y social significa fortalecer el acervo político, organizativo y simbólico del conjunto de la izquierda".

Así, destaca que en este contexto de polarización, el país necesita "una izquierda transformadora sólida para conectar el hilo rojo, amenazado por la extrema derecha, con los anhelos de un futuro más esperanzador".

Esta izquierda debe "ampliar el foco de acción política más allá del ámbito institucional; fortalecer el espacio de Unidas Podemos en aras de la construcción de unidad popular desde abajo".

"La unidad es el único camino, primero por el bien de las familias trabajadoras de nuestro país y, segundo, por el de nuestra organización", sostiene el informe.

Evitar un cierre “reformista” de la crisis de régimen

Por otro lado, el informe de Garzón se articulará sobre el diagnóstico de que ahora culmina todo un ciclo político-institucional, aunque la crisis de régimen "sigue abierta", y uno de los objetivos de IU es "evitar un cierre reformista" o "autoritario".

"Afrontamos los riesgos inevitables de cualquier escenario inédito pero la agudización de las contradicciones nos abre una posibilidad: el mero cumplimiento de los derechos sociales más básicos supone un desafío en clave transformadora que puede abrir un nuevo camino tras una década de recortes y retrocesos", zanja el texto.

Más noticias de Política y Sociedad