Público
Público
Únete a nosotros

Asambleas abiertas del PSOE Echar a Rajoy, las pensiones y los privilegios políticos, las inquietudes de la militancia socialista

Las asambleas abiertas que protagoniza Pedro Sánchez, donde no ha habido ni una pregunta sobre Catalunya, descubren otras preocupaciones ciudadanas

Publicidad
Media: 3.64
Votos: 14

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su intervención en una asamblea abierta a militantes y simpatizantes en Elche. EFE

Si algo están poniendo de manifiesto las seis asambleas abiertas que ha protagonizado Pedro Sánchez desde que se inició esta campaña para hablar de las pensiones públicas, es que las preocupaciones de los asistentes no pasan precisamente por Catalunya (no ha habido ni una pregunta sobre el tema y tampoco sobre la reforma de la Constitución). Por el contrario, sí ha habido interpelaciones sobre múltiples cuestiones cotidianas y de futuro que iban más allá del objeto de la reunión.

Así, la posibilidad de presentar una moción de censura para echar a Mariano Rajoy, cómo se va a realizar el cálculo para fijar la cuantía de la pensión, los privilegios de los políticos y de la Iglesia, la necesidad de movilizarse, la unidad de la izquierda y del propio PSOE, han sido temas que han estado presentes en todas las asambleas.

Sánchez, que agrupa preguntas antes de contestar y muchas veces “olvida” las más significativas, adquiere pocos compromisos, aunque promete dar respuestas a las cuestiones que se le plantean.

Eso hizo con la posibilidad de presentar un recurso al Tribunal Constitucional (TC) por el retraso en el pago de las pensiones de viudedad, aunque luego se averiguó que no era legalmente posible. Y está a falta de responder si se planteará cobrar dos pensiones a la vez o su posicionamiento final sobre el cálculo de las pensiones sobre los 25 mejores años de cotización, un tema sobre el que hay mucho debate interno con posicionamientos viscerales a favor y en contra.

El líder del PSOE adquiere pocos compromisos, aunque promete a dar respuesta a múltiples temas que se le plantean

Otros temas Sánchez los elude directamente. Así no ha contestado en dos ocasiones a preguntas directas sobre por qué no presentar una moción de censura para desalojar a Mariano Rajoy del Gobierno, ni tampoco ha respondido claramente si apoya el destopaje de las pensiones o si llevar a los Presupuestos Generales del Estado las pensiones por invalidez, viudedad o enfermedad.

Sí ha adquirido algunos compromisos en firme, aunque la mayoría ya conocidos: revalorizar las pensiones en función del IPC, recuperara la cotización de los cuidadores no profesionales, eliminar todos los privilegios de los políticos (aforamientos y puertas giratorias) o la gratuidad de las matrículas universitarias.

Pedro Sánchez, saluda a su llegada a la asamblea abierta. EFE

Además, a Sánchez le ha servido para escuchar otras inquietudes. Ha habido muchas voces pidiendo la eliminación del IRPF de las pensiones (lo que no comparte Sánchez, porque dice que solo afecta a siete de cada diez), que el impuesto a la banca se aplique también a las compañías eléctricas o la búsqueda de la unidad con Podemos.

En torno al partido de Pablo Iglesias siempre surge el debate, pero Sánchez lo zanja en tres frases que, además, suelen ser muy aplaudidas: Podemos tuvo la oportunidad de que hubiera un Gobierno socialista y se decidió por Rajoy; es un partido que ha defraudado a la izquierda y la contradicción de querer gobernar España y no defender la unidad territorial de país. Eso sí, siempre dice que se siente “muy cercano” a los votantes de Podemos.

En la dirección federal del PSOE están mas que satisfecho por cómo están transcurriendo las asambleas abiertas, tanto en asistencia como en participación (todos los recintos se han llenado en torno a unas 300 personas) y sacan pecho por ser el único partido que lo hace. Todo indica que, más allá de esta campaña, la fórmula se va a mantener más tiempo.

Más noticias en Política y Sociedad