Público
Público

Elecciones en Madrid Ayuso transforma el acto institucional del Dos de Mayo en un mitin electoral a horas del cierre de campaña

Un discurso ligado a sus ideas principales de la campaña electoral y momentos de reconocimiento por parte de los invitados pervierten el origen de esta celebración, que conmemora la lucha del pueblo de Madrid contra la invasión francesa. 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, hace entrega de la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo al músico Nacho Cano (i) durante al acto de entrega de Medallas de la Comunidad de Madrid y Condecoraciones de la Orden del Dos de Mayo, q
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, hace entrega de la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo al músico Nacho Cano (i) durante al acto de entrega de Medallas de la Comunidad de Madrid y Condecoraciones de la Orden del Dos de Mayo, que tiene lugar este domingo en la Real Casa de Correos con motivo de la celebración del Día de la Comunidad de Madrid. EFE/Ballesteros

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha transformado este domingo el acto institucional con motivo del 2 de mayo en un evento de campaña de cara al 4M. Con personalidades que le han aplaudido su labor y con un discurso en torno a la libertad, su mantra de campaña, Ayuso ha conseguido dar la vuelta a lo que es una celebración oficial. 

Uno de los momentos de la jornada fue cuando el músico Nacho Cano recibía la distinción de la Gran Cruz del 2 de Mayo y manifestaba que quien la merece este año es Ayuso por ser "valiente" y "abrir los teatros".

En su discurso en la Real Casa de Correos por la fiesta de la Comunidad de Madrid, Ayuso ha recordado que más de doscientos años atrás "el pueblo de Madrid se echó a la calle para demostrarle al mundo que no hay bien más preciado que la libertad", y lo hizo "por la nación entera, y no sólo por Madrid".

La candidata a la reelección en las elecciones del 4 de mayo ha declarado que Madrid "es España", así como "un resumen de lo mejor de cada forma de ser español", y ha destacado que la Comunidad "no se ha lanzado desesperadamente a buscar una identidad exclusiva para diferenciarse de otras regiones".

"A pesar de las dificultades, de los desacuerdos y los conflictos, los madrileños, vengamos de donde vengamos, nos mantenemos firmes en nuestra decisión de vivir juntos, de convivir. Ojalá esto sea verdad también para toda España y que la Comunidad de Madrid siga siendo la segunda casa de todos, en la que nos unamos a celebrar la vida en una entrañable amistad civil", ha añadido.

Esa unión ahora debe enarbolarse, ha dicho, contra "otro terrible invasor, el virus, y las desastrosas consecuencias humanas y económicas que trae consigo".

Ha celebrado Ayuso que, pese a la "pérdida paulatina" de la América hispana producida tras la Guerra de Independencia, "hoy vemos con alegría cómo, especialmente aquí en Madrid, cada vez estamos de nuevo más unidos, ahora en plena igualdad, en lucha por la causa de la libertad y la prosperidad".

En un día "para celebrar la historia", Ayuso ha apuntado que ésta demuestra "que nada está escrito, que ni el mal es inevitable, ni hay soluciones definitivas, ni podemos dar los problemas por resueltos, ni dejar de trabajar por el futuro", que es precisamente "el engaño al que han querido llevarnos muchas ideologías aparentemente salvadoras".

Ayuso ha dedicado palabras de elogio a los distintos condecorados con las medallas de la Comunidad de Madrid, y en particular "a los niños de Madrid" por "su valiente, solidario y ejemplar comportamiento durante la pandemia".

"Vosotros, hijos, nietos, sobrinos, fuisteis el futuro por el que mereció la pena luchar en los días más oscuros. Y gracias a vuestro comportamiento, siendo fieles a las normas, hemos contenido la propagación del virus", ha subrayado la presidenta, quien también ha querido acordarse de "los adolescentes", forzados a renunciar "a su primera libertad recién estrenada".

Ha recalcado, en este sentido, que "la juventud afronta otros enemigos que no son menores", como "el paro, las drogas, otras adicciones y los problemas de salud mental que se derivan de ellas", que dificultan "poder independizarse y realizar sus proyectos".

Asimismo, ha agradecido la "vocación de servicio público y entrega al pueblo de Madrid", así como "de convivencia, de continuidad y normalidad institucional", de los expresidentes autonómicos Cristina Cifuentes y Ángel Garrido, que han recibido la Medalla de Oro de la Comunidad.

Celebremos con orgullo el 2 de mayo, pero no quiero una España que mire exclusivamente a su pasado, por glorioso que sea. Quiero una España abierta al porvenir y que se apoye en su historia para proyectarse al futuro", ha concluido la presidenta.

Más noticias de Política y Sociedad