Público
Público

Barberá emula a Aguirre y llama a frenar a la izquierda "radical" y "bananera"

Denuncia una "intensa cruzada, opaca y secreta de actividad política" sobre acuerdos para constituir las instituciones por parte de una izquierda “más propia de democracias bananeras”. Y reivindica al PP como "actor principal" de pactos

Rita Barbera tras conocer el resultado de las elecciones junto al ya dimitido presidente del PP valenciano, Alberto Fabra.

PÚBLICO/ AGENCIAS


VALENCIA.- La alcaldesa en funciones de Valencia, Rita Barberá, ha lamentado este jueves la "ansiedad irrefrenable" de las fuerzas de izquierda, "especialmente de la más radical" por alcanzar el poder, a pesar de no ser la fuerza más votada en la capital valenciana, y ha reivindicado el papel del PP como "actor principal" -al ser el que más apoyo de los votantes obtuvo en las elecciones del 24 de mayo- ante lo que considera que es "un espectáculo poco edificante, por contradictorio y confuso".

Tras unas jornadas en las que no ha realizado ninguna declaración pública, Barberá valora en un comunicado la situación política actual en unos días en los que ha considerado que se está viviendo una "intensa cruzada, opaca y secreta de actividad política" sobre pactos, acuerdos y coaliciones para constituir las instituciones.

A su juicio, la izquierda, especialmente "la más radical", muestra una "ansiedad irrefrenable" por alcanzar el poder "pese a que no han sido ellos los más votados". Para Barberá, se trata de "una ansiedad de la izquierda más propia de las democracias bananeras y sin semblanza a lo que sucede en países de nuestro entorno".

"Aquí nada se entiende, en cada medio de comunicación lees o escuchas del mismo personaje una cosa y la contraria. Hay que introducir dosis de serenidad, de responsabilidad en la negociación de los pactos," ha pedido la primera edil en funciones.

En relación a informaciones sobre posibles reuniones entre Ciudadanos y PSPV para llegar a un acuerdo, Barberá ha asegurado que la noticia tiene para ella "relevancia" y la recibió "con alegría y esperanza, porque lo más importante ahora es aislar la radicalidad de Valencia". La alcaldesa en funciones ha instado a "recuperar la convivencia en paz, sin algaradas, sin escraches, sin insultos, sin amenazas, sin radicalismos".

"Me dirijo a los valencianos y les digo que Valencia y España necesitan estabilidad y serenidad, porque de ello dependen que lleguen inversiones, la creación de empleo y el mantenimiento de la sociedad del bienestar, la educación, las prestaciones sociales y las pensiones", ha indicado Barberá, que califica como "buena para todos" la "voluntad de acuerdo" que subyace de la reunión del miércoles.

Fórmulas con los socialistas

Sin embargo, advierte de que "a estas conversaciones y al deseo manifiesto" del secretario general del PSPV, Ximo Puig, "de ser presidente del Generalitat, no puede obviarse que les falta un actor principal: el Partido Popular, que es necesario absolutamente".

"No pueden olvidar que el PP ha sido la fuerza más votada, la lista preferida de los valencianos, y además no es el mejor momento del PSOE," ha resaltado, para añadir que "para evitar que gobierne la izquierda radical hay muchas fórmulas y combinaciones" que está "dispuesta a estudiar."

Contactos con PSPV y C’S

De hecho, Barberá ha informado que ya ha mantenido "contactos" con los representantes en el Ayuntamiento del PSPV y de Ciudadanos y ha subrayado que está "dispuesta a reiterarlos".

En esta línea, insiste en que "de entrada" le parece "una buena noticia" los contactos entre estas dos fuerzas porque, en su opinión, "el PSOE dará un paso importante hacia el lugar que debe ocupar que es el centro izquierda, en el momento que más lo requiere España". "Tenemos la obligación de dignificar y dejar de demagogia", ha manifestado.

Más noticias